Leonoticias

Hasta donde da la gasolina

Hasta donde da la gasolina

  • Como en las dos visitas de las temporadas anteriores, Embutidos Pajariel Bembibre volvió a caer en Gernika | Aunque lo que a fin de cuentas importa es la derrota, el cuadro berciano dejó en Maloste mejores sensaciones que en los encuentros previos y compitió contra todos los factores en contra

Pese a la derrota, no se puede, o al menos no se debe, criticar la imagen de la escuadra del Bierzo Alto, que parecía haber perdido en los últimos choques ese renovado estilo de juego rápido, intenso y vistoso que lució en el arranque de la competición. Esta vez, como pedía Fran García en la previa, sus chicas recuperaron su ritmo alegre y fueron capaces de competir ante Lointek Gernika durante más de medio partido, aunque al final acabaron pagando el desgaste ante uno de los mejores equipos de la Liga Femenina y cedieron finalmente por un 68-58 que quizá es demasiado abultado para los merecimientos que hicieron ambos conjuntos.

Sin complejos, pese a la sensible baja de Ariel Edwards, las rojillas, que esta vez vistieron de azul cielo, fueron extremadamente competitivas, pero la corta rotación que se queda tras la lesión de la norteamericana lastró al equipo y lo condenó en un final al que las jugadoras bercianas llegaron extenuadas. Muchos minutos, casi cuarenta, acumularon Vega Gimeno y Brianna Banks, mientras que otras, concretamente las pívots, vieron mermada su participación al verse acuciadas por las faltas. La suerte tampoco estuvo del lado berciano, ya que varios tiros bien seleccionados, sobre todo en la recta final, se salieron prácticamente de la canasta.

Hasta donde da la gasolina

Monty y Dragana Svitlica, las únicas interiores puras disponibles en el cuadro berciano, se cargaron pronto de faltas, aunque pareció que algunas de las personales que se les señalaron no lo fueron. Fue el mayor problema con el que hubieron de convivir las de Fran García, que llegaron al descanso con el marcador igualado. El mayor fondo de armario de Mario López, con opciones para recurrir prácticamente a dos quintetos, le permitió llegar al final con sus jugadoras más frescas para sentenciar un duelo que deja a las bembibrenses en mitad de una clasificación en la que muchos equipos quedan, antes del parón por compromisos internacionales, con un balance de 3-6, por detrás de ellas, que acumulan cuatro triunfos.

Bembibre resiste hasta el descanso

Pese a la derrota final, el inicio fue muy bueno por las bercianas, que lograron un parcial de 0-6 que obligó al técnico local a parar el duelo. Alargaron la racha hasta el 0-8 gracias a una bandeja de Stanacev, y las dos primeras canastas locales llegaron tras dos errores de las bembibrenses. De la mano de Amisha Carter, que acabaría con 17 tantos, las locales no tardaron mucho en igualar el resultado tras un tiro libre de Llorente. Las faltas empezaron a ser un problema para las del Bierzo Alto, que se quedaron pronto sin su capitana, que cometió la segunda a los pocos minutos de juego. Pese a esta sensible baja, las de Fran García se mantuvieron en el partido y apenas cedieron la iniciativa en el marcador. De hecho, al final de los primeros diez minutos llegaron con equilibrio en el luminoso (19-19) tras una canasta de Izaskun García prácticamente sobre la bocina.

Los problemas de personales se acentuaron cuando Svitilca cometió la tercera al comienzo del segundo cuarto. Pese a todos los inconvenientes, las bercianas no dieron su brazo a torcer y gracias a la aportación ofensiva de Vega Gimeno y Banks (anotaron 6 y 8 puntos respectivamente en este periodo) se mantuvieron arriba en el marcador. No obstante, las cosas se complicaron cuando Monty fue castigada con la tercera falta personal. Entonces, Fran García decidió renovar su apuesta y jugar sin interiores puras, con Gimeno e Itziar Germán en la pintura, y la apuesta no le salió mal del todo. Supliendo centímetros por garra, sus chicas mantuvieron la igualdad (36-36) al descanso.

El cansancio acaba con las opciones bercianas

Con el paso por el vestuario, García volvió a recurrir a su capitana y sus pupilas siguieron dando cara en defensa pese a no tener mucho acierto ante el aro gernikarra. Esta dinámica cambió tras un tiempo muerto del asturiano, pues sus chicas consiguieron reactivarse pese a los buenos minutos de Llorente, que anotaría 8 de sus 14 puntos en este tramo del choque. Una falta antideportiva que sólo los árbitros entendieron señalada a Gimeno empezó, ahora sí, a poner una distancia que parecería insalvable cuando el parcial llegó al 8-0. Sin embargo, Banks, que acabó el encuentro con 19 tantos, cerró el tercer acto con un triple que permitió a su equipo llegar con opciones al último cuarto (53-47).