Leonoticias

Mbamalu fue el más destacado de los leoneses.
Mbamalu fue el más destacado de los leoneses. / Peio

leb plata

La casta no es suficiente

  • Agustinos cae en casa ante uno de los equipos punteros de la categoría, Lucentum, en un choque en el que nunca bajaron los brazos

No ha podido ser. El Agustinos Eras ha tratado de dar la sorpresa, pero el poderío de uno de los favoritos al ascenso, Lucentum, se ha impuesto en el Palacio. Los alicantinos han vencido 68-77 en un choque en el que los de Jareño han ido de menos a más.

Los primeros minutos de partido fueron bastante igualados. Lucentum intentaba abrir brecha en el marcador, pero el orgullo leonés impedía que los alicantinos se marchasen en el marcador. Al final, consiguieron un pequeño colchón en el tramo final del primer cuarto.

En el siguiente periodo, el ataque visitante arrolló a los colegiales. Un excelso Dionte Ferguson, que volvía a León, lideraba la ofensiva alicantina que, junto con un gran control de la zona y mucha capacidad reboteadora, maniataron a los de Jareño.

El orgullo y la garra de Agustinos es incuestionable, y fue lo que salió a relucir en el tercer cuarto. Los leoneses trataron de remontar, pero un parcial de 0-9 de Lucentum, con un gran acierto desde la línea de triple, abortó esta 'rebelión'.

Con 14 puntos de desventaja, soñar con la remontada era casi una utopía en el último cuarto. Pero Agustinos lo intentó y maquilló el resultado dejándolo en solo nueve puntos de margen.