Leonoticias

Una canasta sobre la bocina derrota al Bembibre

Fran García durante un tiempo muerto.
Fran García durante un tiempo muerto.
  • El equipo de Fran García no pudo iniciar la liga con victoria tras caer in extremis ante el Gipuzcoa 64-62

Un final cruel, sin duda, después de todo el esfuerzo de las chicas de Fran García, que tuvieron la posibilidad de ganar en su última posesión. Con 18 segundos por disputarse, la jugada quedó para Brianna Banks, que había tenido una gran actuación (16 puntos).

La escolta de Alabama se la jugó quedando pocos segundos, pero el aro repelió su lanzamiento, cuyo rebote le cayó a Ocete, que vio cómo Astou Traore encaraba sola el aro berciano. El balón le llegó a la senegalesa, que, pese al intento desesperado de Banks por impedirlo, anotó cómodamente la canasta que otorgó el triunfo a las guipuzcoanas en esta primera jornada de Liga.

Sonaba la bocina cuando la bola atravesaba la red y dejaba atónito al banquillo bembibrense, que no se explicaba cómo la suerte había sido tan esquiva después de una gran recta final de choque. Pese a sufrir varias situaciones en las que todo parecía complicarse, las pupilas de Fran García demostraron gran capacidad para agarrarse al partido desde la buena defensa y a pesar de sus errores.

En un partido exigente y duro físicamente, se repusieron a las complicaciones y tuvieron opciones hasta la última jugada. Pudo ser cara y llevarse la victoria para El Bierzo, pero salió cruz y quedó en tierras vascas.

Pese al mal inicio, hay respuesta bembibrense

Debido a un inicio errático en ataque de las bercianas, las vascas tomaron la primera ventaja mediado el primer acto. Se había complicado la situación con las dos personales de Edwards, circunstancia que obligó a Fran García a darle descanso. En tal tesitura (10-4), el asturiano decidió pedir un tiempo muerto, y la primera respuesta de sus chicas fue una canasta de Svitlica.

No obstante, pese a tener varias opciones para acercarse, no acertaron y las vascas llegaron a poner su ventaja cerca de las dobles figuras gracias al acierto exterior de Olabarria, que anotó dos triples. La aportación de Banks y una canasta desde el 6,75 de Itziar Germán volvieron a reenganchar a las bembibrenses tras poner el 19-15 con el que se llegó al final del primer acto.

El parcial con el que concluyeron los diez primeros minutos llegó al 0-6 tras un tiro libre de Svitlica. Anotaron las locales, pero otro triple de Germán, que cuajaba grandes minutos en ataque y en defensa -acabó con 12 tantos-, apretó el marcador (21-19). Resistían las locales sin Gisela Vega, pero sendos triples de O’Reilly y Monty dieron la primera renta berciana en torno al ecuador del segundo periodo (26-27).

El retorno a pista de la pívot argentina, que acabó con 14 puntos y 16 rebotes (31 de valoración), devolvió la iniciativa local, circunstancia que obligó a Fran García a pedir un nuevo receso. Pese a los buenos minutos de Ocete, no consiguieron las de Azu Muguruza escaparse y un tiro libre de O’Reilly, que jugó de base los últimos minutos antes de la media parte, puso el 35-32 con el que se llegó al descanso.

Un final agónico decida la derrota berciana

Los problemas de faltas de Edwards obligaron a Fran García a asumir riesgos. Germán y Vega Gimeno ayudaban en el juego interior, pero la falta de acierto propició que las vascas volvieran a colocar su ventaja cerca de la decena. Mantuvo sus ideas el preparador asturiano y la vuelta de la neoyorquina hizo que la defensa de su equipo mejorara sus prestaciones. Tuvo varias oportunidades el conjunto berciano para comprimir el marcador, pero no acertó. El partido se convirtió en un correcalles y de ello sacó beneficio el conjunto vasco para escaparse de nuevo. García pidió otro tiempo muerto a menos de dos minutos para acabar el tercer acto. Ariel fue la protagonista en este tramo del duelo con un triple y dos tiros libres que pusieron el 51-47 antes del último cuarto.

Estaba complicado el partido, sobre todo durante los minutos iniciales del último cuarto. No se conseguían acercar las bercianas, a las que les costaba anotar, aunque la pareja Banks-Edwards se encargó de liderar una reacción que culminó mediado el cuarto con un 2+1 de la neoyorquina que igualó el marcador (56-56). Una canasta de Monty, que culminó una gran actuación (13 tantos), puso una mínima renta visitante, pero dos canastas de las guipuzcoanas, por mediación de Vega y Sarr, obligaron a García a buscar soluciones a 90 segundos del final. Las encontró y consiguió que el resultado se igualara con 18 segundos por jugarse. Con posesión berciana, Banks tuvo la opción de dar la primera victoria del curso, pero el aro escupió su lanzamiento. El balón le cayó a Ocete, que vio a Traore sola para encarar la canasta berciana. Sonaba la bocina y el colegiado validaba el enceste de la africana que puso el definitivo 64-62.