Vejin se siente «desaparecido» y asegura que «está sufriendo» en el Abanca Ademar

Vejin, en un partido con el Ademar./Peio García
Vejin, en un partido con el Ademar. / Peio García

El serbio, pese a tener un año más de contrato, se sentará con el club para tratar su futuro y buscar un posible acomodo

EFE

El lateral derecho internacional serbio del Abanca Ademar Predrag Vejin se considera un «hombre desaparecido del balonmano», dada su escasez de minutos en el conjunto leonés, en el que vive su segunda temporada y al que llegó como un refuerzo de lujo el pasado verano.

Vejin reconoció que está «sufriendo mucho» en la actual temporada por una situación que «no esperaba», aunque precisó que «es Rafa Guijosa quien manda y hay que respetarlo como profesional, intentando luchar al máximo y aprovechar cada oportunidad».

El hecho de que haya otros dos jugadores en su puesto, los ahora renovados Federico Vieyra y el campeón del mundo júnior con España David Fernández, es algo que no preocupó a Vejin.

«Era algo que sabía y creo que la competencia es buena para todos y para el equipo, cuando además hay tres competiciones en juego para repartirse protagonismo», ha explicado.

«Creo que mi nivel es mayor que en la anterior etapa»

Vejin negó con rotundidad que su nivel sea diferente al de su primera etapa en el Abanca Ademar, entonces bajo la dirección en el banquillo de Daniel Gordo, «sino todo lo contrario porque en el Dunkerque estaba como entrenador Patrick Cazal uno de los mejores jugadores en el puesto y en el Metalurg el exseleccionador croata Lino Cervar, por eso el nivel nadie puede negarlo».

Su falta de minutos en el equipo leonés, tanto en las competiciones nacionales como también en la Liga de Campeones -pese a que en ésta tuviera alguna actuación destacada- le privó de acudir con Serbia al último Europeo en el que España logró la medalla de oro.

Su futuro, en suspense

Vejin cuenta con una temporada más de contrato con los ademaristas que, sin embargo, parecen haber planteado a su representante la posibilidad de que le busque un nuevo destino, aunque el jugador esté pendiente, dijo, «de hablar con la directiva, conocer exactamente su postura y tomar una decisión».

El jugador ademarista no cree que pudiera jugar en su contra la ausencia durante varios partidos a causa de unos problemas surgidos con su visado, al retrasar la embajada española los trámites habituales.

En todo caso, pese a su juventud -25 años-, el lateral zurdo es consciente de las dificultades de encontrar «un buen equipo, con aspiraciones», en estos momento «porque ese tipo de clubes planifican la plantilla del año siguiente con más antelación».

Lo que sí tiene claro el internacional serbio es que «al ser joven y con margen de mejora y ambición, lo fundamental es disfrutar de minutos».

De momento, hasta que finalice la actual temporada asume que «tocará trabajar desde el banquillo, la grada o en la pista, luchando con profesionalidad para premiar el apoyo de la afición, porque esto es lo único que se puede controlar».

Contenido Patrocinado

Fotos