Sufrimiento y épica del Abanca Ademar para ganar enteros en Europa

Los jugadores del Abanca Ademar celebran la victoria,/Efe
Los jugadores del Abanca Ademar celebran la victoria, / Efe

Una parada de Cupara a un siete metros con el tiempo cumplido da la victoria a un Abanca Ademar que llegó a tener hasta nueve goles de ventaja en la primera mitad

DANI GONZÁLEZ

Sufrimiento, épica y resurgimiento cuando parecía que el partido se escapaba. Sudó y mucho el Abanca Ademar, pero está muy vivo en Europa y ha multiplicado sus opciones de superar la fase de grupos de la Champions League.

Pese a rozar los diez goles de diferencia, los de Rafa Guijosa sufrieron para vencer al Kadetten por 23-24. Sufrieron tanto que la victoria cayó de lado leonés gracias a una parada a un siete metros de Vladimir Cupara con el reloj ya parado. Más épica, díficil.

23 Kadetten

Stevanovic (p), Meister (1), Delhees, Liniger, Küttel (2), Csaszar (5), Pendic (1), Brännberger, Gerbl, Norouzi (3), Szyba, Markovic (8), Kindle (p), Koch (1), Ostroushko, Tominec (2)

24 Abanca Ademar

Biosca (p), Juanín (7), Juanjo Fernández (5), Simonet, Vieyra (1), Carou, Mario López (6), Cupara (ps), Vejin, Rodrigo, Piñeiro, Jaime, Acacio (1), Pesic (2), Gonzalo, Costoya (2)

PARCIALES
1-3, 2-7, 2-10, 4-11, 8-15, 10-15 (descanso), 11-16, 13-18, 16-19, 19-21, 22-21, 23-24 (final)
ÁRBITROS
Said Bounouara y Khalid Sami (FRA). Excluyeron a Küttel y a Pendic por parte del Kadetten y a Juanjo Fernández, Carou (2) y a Gonzalo por parte del Abanca Ademar. Descalificado Meinster por tres exclusiones.
INCIDENCIAS
Encuentro correspondiente a la octava jornada de la Liga de Campeones en el grupo C disputado en el BBC Arena de Schaffhausen ante unos 2.500 espectadores.

Defensa, defensa y más defensa. Así de sencilla, a priori, parece la esencia del Abanca Ademar, que salió mucho mejor que el Kadetten a la pista del BBC Arena de Schaffhausen. Los maristas, tratando de elaborar más la jugada en el estático y con el contraataque como arma letal, superó el juego más directo y físico en los primeros compases del encuentro.

Arranque fulgurante

Biosca y los extremos brillaron en el arranque. El meta catalán, apoyado en una defensa que rayó la perfección, desesperó al conjunto suizo, que sufrió en sus carnes el poderío marista cuando puede correr. Mario López y Juanín García 'martillearon' a la contra a los helvéticos en un primer cuarto de hora apoteósico.

En ataque, los números eran ideales, en defensa, majestuosos. Una doble exclusión de Kadetten lanzó al Abanca Ademar, que se fue cinco arriba. Esto animó a los leoneses, que se llegaron a ir hasta de nueve goles aprovechando la sequía de diez minutos del Kadetten, con un brillante Biosca que incluso detuvo un siete metros.

Juanjo Fernández trata de frenar a Markovic.
Juanjo Fernández trata de frenar a Markovic. / Efe

Markovic lidera la reacción suiza

Pero, a raíz de una exclusión de Juanjo Fernández y el fin de la racha sin anotar de los helvéticos, llegó la reacción del Kadetten, encabezada por el primera línea Markovic. El suizo lideró el ataque de los locales, tanto a nivel de anotación como de dirección de juego para comenzar a recortar, poco a poco, la renta hasta dejarla en cinco de ventaja al descanso.

En la segunda parte, la tónica continuó. El crecimiento del Kadetten parecía imparable ante un Abanca Ademar al que le costaba mucho más atacar. Circulaciones más espesas, escasas opciones de ver portería... pero con tesón e intensidad defensiva, el marcador no se movía demasiado.

Pero la primera línea helvética comenzó a encontrarse mejor. Más confiada y con el brazo más suelto, los goles comenzaron a caer de lado local y la renta se empequeñecía. Los tres de ventaja eran, hasta el ecuador de la segunda mitad, lo más cerca que había estado Kadetten de ganar.

Csaszar completa la remontada

Otra doble exclusión, con los suizos a dos goles, dio algo de aire a Abanca Ademar que, con dos tantos de Juanín desde los siete metros, vio de nuevo una diferencia holgada que duró poco, ya que los helvéticos, al recuperar la igualdad numérica, respondieron con un parcial 2-0.

Una exclusión de Carou fue el culmen de la remontada local. Con Csaszar con un papel protagonista, asumiendo la responsabilidad en estos minutos decisivos y acertado, ya por fin, tras pasar 46 minutos sin marcar, Kadetten empató y se puso por delante.

Pero el gen marista, ese que te impide hincar la rodilla, rendirte y claudicar, volvió a aparecer. Reaccionó el Abanca Ademar con un parcial 0-3 para ponerse dos arriba. Mario López, Juanjo Fernández y Pesic fueron los goleadores, Cupara el protagonista en defensa con una fenomenal parada.

Los jugadores del Abanca Ademar celebran el triunfo.
Los jugadores del Abanca Ademar celebran el triunfo. / Efe

Cupara se viste de héroe

Pero Kadetten marcó de nuevo y uan infracción en ataque a falta de 40 segundos dio bola a los suizos para empatar. Jugaron el ataque a igualar el choque, no arriesgaron en busca de la victoria. Un lanzamiento a falta de cinco segundos desde el extremo izquierdo fue su intento de empatar, pero Mario López cometió falta y Kadetten tendría un siete metros para empatar.

Entonces emergió la figura del gigante serbio. Escondido, agazapado durante todo el partido, se hizo más grande que nunca. Cronómetro parado, tiempo cumplido y un lanzamiento decisivo. Pero la mano de Cupara rompió los sueños helvéticos, dejó al Kadetten fuera de la Champions y dio mucha vida a un Abanca Ademar que sigue lanzado en busca de su gran ilusión.

Contenido Patrocinado

Fotos