Soler: «Lo más complicado será defender los contraataques de Ademar»

Lance del partido de la pasada temporada./7foto7
Lance del partido de la pasada temporada. / 7foto7

El entrenador de Puente Genil tratará de evitar la tercera derrota consecutiva, algo que «pesaría mucho»

EFE

El técnico del Ángel Ximénez-Avia, Quino Soler, admitió ante el encuentro de este miércoles contra el Abanca Ademar León que «tres derrotas seguidas pesarían mucho, y negarlo sería mentir», aunque aseguró que no se plantea «perder el tercer partido seguido» a pesar de que «el calendario es el que es».

La competición lleva al equipo de Puente Genil a medirse de nuevo como local con otro rival que juega en Europa, por lo que Soler ha declarado este martes a Efe que «se pueden buscar excusas», pero no lo hará, y que «sólo el jueves, si se pierde, habrá que reflexionar».

«Nosotros intentaremos ganarle, como el año pasado, pero con mejor suerte. Firmo el mismo partido con distinto resultado, y que tengamos un buena tarde y los árbitros, una mejor», subrayó el preparador malagueño después de que el encuentro del pasado curso acabase con polémica arbitral.

El entrenador del equipo cordobés espera a un Ademar León «muy parecido al del año pasado», con sólo un par de cambios porque «ahora tiene a Vejin», lo que supone contar «con tres laterales zurdos en lugar de diestros», además de ser un adversario «semejante» a Granollers, su rival en la pasada jornada.

Quino Soler apuntó que «defender sus contraataques es complicado porque se anticipan muchísimo», con lo que tratarán de no tener que «volver a remar contracorriente», como frente a los barceloneses.

«Hay que elegir bien las situaciones de ataque para que no nos pasen por encima. Aunque ante Granollers remontamos varias veces cinco goles en contra, eso no debería ser lo ideal, porque igual al final puede que no te dé», dijo el técnico, que consideró, sin embargo, que su equipo pudo sacar algo positivo ante los catalanes.

Añadió que esta temporada los leoneses «quizás hayan empezado más irregulares, aunque soportan la carga de jugar en la Liga de Campeones, y eso afecta, más que física, psicológicamente».

Contenido Patrocinado

Fotos