El Palacio para curar las heridas europeas

Acacio, en un lance ante el Elverum. / Peio García

El Abanca Ademar vuelve a la Liga Asobal con el objetivo de olvidar la dura derrota ante el Skjern frente al BM Guadalajara

DANI GONZÁLEZ

Las últimas batallas europeas han dejado muchas heridas en el cuerpo de un león, el Abanca Ademar, que busca lamerse las heridas en casa. Ese será el gran objetivo del conjunto marista frente al BM Guadalajara este miércoles (20:30 horas) en el Palacio de los Deportes, donde lso de Guijosa querrán ganar y olvidar sus últimas derrotas.

Más información

Así, el Abanca Ademar tratará de seguir la estela del Barcelona y el Helvetia Anaitasuna, los dos únicos equipos invictos de la Liga Asobal. Sería la manera de dejar claro que el cuadro marista va a por todas en el campeonato doméstico y para ratificar su potencial en el Palacio.

La mejor noticia para el Abanca Ademar es la recuperación total de Juanjo Fernández, que ya demostró que ha regresado a buen nivel tanto en Zamora como en Dinamarca. Es un pilar defensivo que busca mayor importancia en el ámbito ofensivo, algo que tratará de ir a mejor esta temporada.

Rotaciones y segunda identidad

Pero como este curso no para y el domingo vuelve la Champions, cuando el Abanca Ademar se mida a domicilio al Dinamo de Bucarest. Por ello, la 'segunda unidad', con jugadores como Jaime Fernández, Acacio, David Fernández o Gonzalo Pérez, será fundamental en este partido.

También es probable la alternancia en la portería, algo que ha venido utilizando desde el inicio del campeonato el entrenador madrileño con el internacional serbio Vladimir Cupara y Nacho Biosca, éste último con más protagonismo en la competición nacional.

Un rival en progreso

Enfrente estará BM Guadalajara, un rival incómodo históricamente para el Abanca Ademar y que se ha reforzado muy bien. El inicio de temporada de los alcarreños no ha sido demasiado positivo, pero ya han salido del bache y los de César Montesa han sumado tres triunfos consecutivos que les coloca a dos puntos de los de Guijosa.

Será un día para recuperar sensaciones, moral y olvidar el duro golpe sufrido ante el Skjern. El Palacio arropa a su equipo estandarte, el Abanca Ademar, para que pueda sanar las heridas que ha sufrido en el continente.

Fotos