Juanín se subirá ante el Huesca al club de los 'seiscientos'

Juanín, en un partido con el Ademar./Peio García
Juanín, en un partido con el Ademar. / Peio García

Solo hay tres jugadores con más partidos en Liga Asobal que el leonés: Delgado Ávila, Fernando Hernández y Hombrados

EFE

El extremo leonés del Abanca Ademar Juanín García, acaparador de registros en el balonmano español, en el que es el máximo goleador en la historia de la selección española y de la Liga Asobal, alcanzará este miércoles con el equipo de su tierra los 600 partidos de la competición doméstica en la cancha del Bada Huesca.

En su vigésimo tercera temporada liguera, el extremo, que ya superó los 40 años, compartirá este logro con el guardameta del Ciudad de Logroño Gurutz Aguinagalde, siendo ambos superados solo por el ya retirado exjugador leonés del BM Valladolid José Ángel Delgado Ávila (606) y por dos en activo, el vallisoletano Fernando Hernández (615) y el guardameta José Javier Hombrados (681).

Juanín García celebró el medio millar durante su corta etapa en el Naturhose La Rioja y los anteriores centenares repartidos entre las nueve campañas que militó en el FC Barcelona y el propio Ademar, donde se formó e inició en la elite en su primera etapa en el club leonés.

Para el extremo ademarista este nuevo registro supone «un anécdota más, que solo demuestra el haber podido estar tantos años en activo, contando con dos factores a favor, el tener siempre la confianza de los diferentes entrenadores y haber sido respetado por las lesiones de gravedad«, según señaló en declaraciones a Efe.

Después de más de dos décadas al más alto nivel, el jugador leonés reconoció que nunca le «llamó la atención» el haber podido jugar fuera de España y es una «espinita» que no se le quedó clavada, porque tuvo la suerte de poder jugar donde siempre deseó.

La intención del nuevo inquilino del club de los «seiscientos» partidos en la Liga ASOBAL es poder ampliar este registro, ya que está pendiente de dejar cerrada su renovación por una temporada más con el Abanca Ademar.

«Desde el principio expresé que mi deseo era seguir jugando, siempre que las fuerzas acompañaran y no hubiera problemas de lesión», declaró el jugador, que insiste en que las negociaciones con el club «es cuestión solo de tomarse un café».

Con respecto al encuentro, especial en su trayectoria deportiva, que vivirá mañana ante el Bada Huesca, García destacó que «es un equipo que siempre ha sido incómodo porque suele imponer su ritmo, con un juego pausado muy diferente al de Ademar, con una gran defensa y sin cometer prácticamente errores».

Por ello, advirtió que el conjunto leonés ha encajado dos derrotas en sus últimas visitas al terreno oscense con Rafael Guijosa en el banquillo y en la actual temporada solo fue capaz de igualar en su terreno.

Temas

Ademar

Contenido Patrocinado

Fotos