Juanín, la leyenda interminable

El 'eterno 6' del Abanca Ademar sigue batiendo récords, poniendo registros que parecen inalcanzables y ganando más y más reconocimientos individuales

Juanín García./Peio García
Juanín García. / Peio García
F. PÉREZ SOTO

La pregunta mil veces repetida en el mundo del balonmano español en los últimos años es ¿podrá alguien batir los registros de Juanín García?, una respuesta que el protagonista, desde su humildad, siempre acaba respondiendo de la misma manera: "hombre, seguramente llegará ese momento, pero es algo anecdótico".

Su encandilamiento con este deporte, en el que será, durante años, uno de sus estandartes a pesar de haber abandonado el primer plano, le ha permitido ampliar su leyenda por encima de la cuarentena, algo en lo que no ha sido ni un precursor ni una excepción, ya que la caída del potencial de la Liga ASOBAL ha permitido alargar el ocaso de otros nombres ilustres.

Entre ellos el del propio acompañante en su último reconocimiento -Premio Castilla y León del Deporte 2017-, el vallisoletano Fernando Hernández con el que hizo pareja de extremos en Ademar, FC Barcelona y selección española acaparando trofeos y éxitos individuales.

En esta última faceta quizá haya sido más "voraz" el leonés, pese a contar con cuatro años menos que su compañero de premio, ya que adorna su legado con la distinción como máximo goleador histórico, tanto de la selección española con sus 206 internacionalidades, como de la ASOBAL, donde sigue "engordando" aún su registro interminable.

De hecho, la pasada temporada, en su segunda juventud en el equipo de su tierra superó la cifra de los 2.500 goles -ni el mismo recuerda cuántos puede haber anotado en sus más de dos décadas de jugador profesional- y ya hubo quien se planteó el reto, quizá éste sí inalcanzable, de llegar a los tres millares.

Una carrera forjada en Maristas

Desde el patio del Colegio de los Hermanos Maristas, donde fue reclutado por el histórico Hermano Tomás Higarza que le quitó de su otra pasión -el fútbol-, fue despertando el interés pese a su corta estatura, que le encajaría como anillo al dedo a Manolo Cadenas para reubicarle en el extremo, cuando inicialmente había sido central.

Desde allí y a la sombra inicialmente de algún jugador con cierto pedigrí, como el suizo Carlos Lima, pronto empezó a deslumbrar por su velocidad, pero fundamentalmente por su inteligencia y capacidad de recursos que acabaron suponiendo que se le colocara el apelativo de "el artista".

Pero si en Ademar primero fue protagonista directo de sus grandes éxitos y títulos, liga, Copas o Recopas de Europa, después decidió autoexigirse más y colocarse en el primer escalón para recalar en un Barcelona con el que acabó por dar aún más lustre a su palmarés con todos los trofeos posibles, incluida una Liga de Campeones.

A pesar de llegar a un equipo plagado de estrellas, "Juanín", porque seguramente este apelativo cariñoso le acompañará hasta que decida colgar las zapatillas aunque ya peine canas, fue capaz de convertirse en una de sus referencias y estandartes.

Lo ha ganado todo también a nivel individual, siendo elegido segundo mejor jugador mundial en una ocasión, mejor extremo en unos Juegos Olímpicos o de haber recibido la medalla de oro de la Real Federación Española de Balonmano y la de plata del Consejo Superior de Deportes al mérito deportivo.

Una vida con todo a favor

Siempre ha recalcado que le ayudaron las circunstancias favorables "por estar en grandes equipos, tanto tiempo en activo por no sufrir lesiones de gravedad y contar siempre con el respaldo de todos los entrenadores".

Desde que el "seis" -su eterno dorsal- anotara su primer gol en un primer partido de la temporada 1996-97 en Pamplona ante el desaparecido Mepansa San Antonio en su segundo intento ante otra leyenda como el guardameta rumano Alexandru Bulligan, no se ha cansado de batir a decenas de guardametas.

Una película interminable que todavía se resiste a colgar el cartel de "Fin", como tampoco se olvidará la figura de un menudo jugador al que se conocía por su diminutivo, pero cuya silueta fue enorme en el balonmano español.

Temas

Ademar

Contenido Patrocinado

Fotos