Guijosa confía en recuperar «la magia y la cabecita» en Rumania

Guijosa, junto a Juanín./Peio García
Guijosa, junto a Juanín. / Peio García

El técnico de Ademar considera que lo fundamental en Bucarest es «recuperar al grupo en el aspecto anímico»

EFE

El entrenador del Abanca Ademar, Rafa Guijosa, considera la mejor receta para el encuentro de este domingo de Liga de Campeones en la pista del Dinamo Bucarest rumano «recuperar la cabecita, la magia, y que los jugadores saquen de nuevo la sonrisa y que jueguen como saben».

Por ello, a pesar de la carga de partidos entre la competición liguera y la europea, el entrenador ademarista cree que lo fundamental es «recuperar al grupo en el aspecto anímico», después de las dos últimas derrotas locales ante el Elverum noruego y, sobre todo, el pasado miércoles frente al Quabit Guadalajara.

Guijosa es consciente de las dificultades que entraña alcanzar una de las dos primeras posiciones del grupo, aunque ha advertido de que, para cerrar la primera vuelta, acuden a Rumanía «tranquilos, con toda la ilusión de disfrutar y sumar dos puntos para engancharse al tren aunque, aún perdiendo, el grupo seguiría abierto».

Sobre su rival, el técnico madrileño ha destacado el potencial de su plantilla «muy compensada, con una primera línea con mucha movilidad y permanente conexión con el pivote y aunque no tengan el potencial táctico del Skjern, serán un rival muy complicado».

La derrota del pasado miércoles en la Liga Asobal generó a la conclusión las críticas de la afición que, según Guijosa, han de saber aceptar porque «el que no sepa donde está no puede jugar aquí y por eso hay que ser valientes, aceptar la crítica y tener osadía y personalidad para revertir la situación».

Fotos