Guijosa: «El arbitraje no ha estado a la altura de los equipos»

Rafa Guijosa, durante el partido ante Ciudad Encantada. / Peio García

El entrenador de Abanca Ademar critica el «cambio de criterios» de la pareja arbitral y ensalza el gran trabajo de Ciudad Encantada

DANI GONZÁLEZ

Primera victoria en casa en Liga Asobal y triunfo muy sufrido. El Abanca Ademar venció 24-23 a Ciudad Encantada con un final muy ajustado. Rafa Guijosa, con un rostro en el que todavía se notaba la tensión del choque, analizó el segundo triunfo de los maristas en esta temporada antes del debut, este domingo a las 17:00 horas, en Champions.

El entrenador madrileño ha criticado el arbitraje de Ballano Dueñas y Rodríguez Rodríguez: «No me parecen un arbitraje para este nivel de equipos». «Es cierto que somos los equipos los que nos tenemos que adaptar al arbitraje. Pero en la primera parte tuvimos que acelerar nuestros ataques por su criterio de pasivo, en la segunda le pasó eso a Cuenca. No trato de criticar el arbitraje, pero entiendo que Lidio Jiménez esté disgustado, yo también con este cambio de criterio», explica Guijosa.

El técnico marista reconoce que sabía que Ciudad Encantada era «un gran equipo, muy bien trabajado y entrenado y que compite». «En una cancha como el Palacio se vienen arriba, son un rival directo para Europa y lo han demostrado», afirma.

«Estaremos más atinados con el paso de las jornadas»

Rafa Guijosa no esquiva la crítica al desacierto en ataque, «no es el habitual», pero ensalza el trabajo de los porteros. «Con el paso de las jornadas, tendremos más acierto», aventura el madrileño, que asegura que eran conscientes de que «si no aprovechábamos una racha para romper el partido, lo pasaríamos mal».

No niega que esta victoria les refuerza pero «lo haría más si ganamos con más soltura». «Esta Liga Asobal es muy competitiva, lo que da más mérito a los que ganamos y ganamos», señala Guijosa, que justificó la expulsión de Jaime Fernández «si los colegiados consideraron que era una acción peligrosa».

Ahora, sin tiempo para pensar, llega la Champions. «Tenemos que adaptarnos a un balonmano de kilos y centímetros, que contrasta con el técnico al que estamos habituados. Cuanto más tardemos en hacerlo, más sufriremos en una competición a la que vamos con ilusión y las ganas de competir contra los mejores de Europa», sentencia.

Fotos