El 'deja vù' de una nueva Copa Asobal ya se siente en la ciudad de León

Los entrenadores posan con el trofeo. / Rubén Fariñas

Los entrenadores de Barcelona, Ademar, Anaitasuna y Guadalajara han realizado el acto protocolarío en el que han posado con el trofeo y las camisetas de sus respectivos equipos

RUBÉN FARIÑASLeón

León ya está preparado para acoger el cuarto asalto de la Copa Asobal de forma consecutiva.

Como un ‘deja vù’ de ediciones anteriores, el parqué azul del Palacio de los Deportes ha acogido el acto protocolario previo a la disputa del torneo navideño.

Barcelona, como gran favorito; Ademar, como anfitrión; y Anaitasuna y Guadalajara, como debutantes, competirán durante el fin de semana por alzarse con la ensaladera plateada.

Semifinales

Los cuatro entrenadores de los equipos que participan en la vigésimo octava Copa Asobal han posado ante los medios. Ambos han coincidido en la sala de prensa en el cansancio acumulado de sus plantillas.

Barcelona-Guadalajara

Xavi Pascual, técnico culé, tuvo palabras para recordar a José Ludena y reconocía «la dificultad de nuestro rival», Guadalajara, que arrancó un empate a su equipo hace unos días.

«Llegamos justitos, estamos con la lengua fuera pero con la ilusión de luchar por un título», explica el barcelonés.

El entrenador alcarreño, César Montes, ve a su equipo «emocionalmente por las nubes» y cree que merecen estar en la Copa Asobal.

Sus jugadores han logrado ser una de las revelaciones de la temporada, y aunque en lo físico «llegamos muy justos y tras partidos de intensidad». Para derrotar al Barça necesitarán: «Hacer un buen partido, tener suerte y que no estén inspirados».

Ademar-Anaitasuna

En la otra semifinal, Rafa Guijosa reconoce que el Abanca Ademar «es favorito» y siente que el orgullo de defender la camiseta marista les tiene que llevar a luchar por el título.

El técnico madrileño también siente que a sus jugadores «las piernas les pesan y las ideas se van». A pesar de ello, el compromiso de la plantilla es máximo.

Las dudas de Juanín y Sebas Simonet quedarán resueltas tras el calentamiento de este sábado. «Quieren jugar, van muy justos, pero me han dicho que están y que quieren salir».

Como rival tendrán a su último verdugo copero, Anaitasuna, cuyo segundo entrenador, Pablo Gastón, buscará seguir «frenando las virtudes y la garra leonesa» para llevarse el triunfo.

Ante la ausencia de Juanto, su ayudante ha argumentado que llegan «con las baterías muy justas por el ritmo frenético de la competición».

Todo está listo para que el pequeño balón empiece a botar y León vuelve a convertirse en la sede oficial del balonmano nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos