Costoya: «Podemos ganar al Barça, pero sin perder la humildad»

Costoya, en el partido ante el Kadetten. / Peio García

El lateral asturiano del Abanca Ademar considera que el triunfo ante el Kadetten en Champions es «muy valioso»

DANI GONZÁLEZ

Es uno de los puntales del Abanca Ademar, especialmente en ataque, pero cada vez más en defensa. Álex Costoya, internacional ya con España, sigue siendo uno de los jugadores clave del conjunto marista, que este miércoles (20:30 horas) se enfrenta al Barcelona.

El año pasado estuvieron a punto de derrocar al rey blaugrana, pero no pudo ser. «Estuvimos muy cerca», señala, pero no considera que este año vaya a ser fácil. «Estamos hablando del Barcelona. Podemos de ganarles, pero sin perder la humildad, porque te pueden meter cinco o seis goles seguidos y se va todo al traste», explica el avilesino.

Costoya señala que deberán hacer «nuestro mejor partido y que ellos no tengan su mejor día». «Tendremos que estar bien atrás, encajar pocos goles y resolver fácil nuestros ataques, fallando lo menos posible. Los detalles serán fundamentales», añade.

Una victoria muy meritoria

Lo cierto es que llegan con la moral por las nubes tras ganar este domingo (29-28) al Kadetten suizo en Champions. «Después de perder por la mínima en Eslovenia, era importante ganar en casa. En Champions es muy difícil ganar a domicilio, pero esta victoria tiene mucho mérito ante un rival superior y fue muy merecida», comenta.

La defensa fue clave en este choque, «como en todos», ya que es la esencia del Abanca Ademar, «defender, correr y marcar al contraataque». «En eso nos basamos, y en el ataque posicional, buscamos un lanzamiento cómodo», afirma.

El asturiano ha cumplido «un sueño» más al debutar en Champions, algo que considera como «un premio». «Esto es lo que está en tu cabeza cuando empiezas en el balonmano. Es más bonito aún si debutas con el Ademar, un referente en Asturias», añade. Después de cumplir varios objetivos en su carrera, le queda mucho por hacer. «Ojalá logre algún título pronto y en el Ademar».

Por último, ve que este calendario tan ajetreado «cosas positivas y negativas». «Es muy duro, por los viajes sobre todo, pero ojalá lo vivamos todos los años, significaría que seguimos en Champions. Tanto partido te permite no tener tiempo ni para estar fastidiado cuando pierdes y viene bien para coger dinámica de grupo, para que todos participemos», explica.

Fotos