El Ademar vuelve a ganar sobre la bocina

Simonet, en una acción del encuentro./Peio García
Simonet, en una acción del encuentro. / Peio García

El conjunto leonés, con una parada de Biosca en el último ataque de Ángel Ximénez, logra una sufrida victoria que le acerca al objetivo del subcampeonato

DANI GONZÁLEZ

Se espera un partido complicado, pero no quizá tan sufrido. El Abanca Ademar sigue 'cercando' el segundo puesto tras ganar en el último minuto a Ángel Ximénez por un exiguo 27-26 tras un choque en el que los cordobeses siempre estuvieron cerca de los maristas.

27 Abanca Ademar

Cupara; Gonzalo (5), Vieyra (3), Carou, Piñeiro (2), Costoya (9), Juanín (3) – siete inicial – Biosca (ps), Mario López, Simonet (3), Vejin, Rodrigo, David Fernández, Jaime (2), Acacio, Pesic

26 Ángel Ximénez

Oliva; Cuenca (2), Jiménez (10), Moya (2), Moreira (2), Rudovic (2), Muñoz (2) – siete inicial – De Hita (ps), Costa (4), Bujalance, Moyano (2), Revin, Vázquez, Porras

parciales
2-5, 5-6, 7-8, 11-10, 13-11, 14-13 (descanso), 18-16, 19-18, 21-20, 22-23, 25-25, 27-26 (final)
ÁRBITROS
Álvarez Mata y Bustamante López. Excluyeron a Carou por parte de Abanca Ademar y a Rudovic (2) y a Muñoz por parte de Ángel Ximénez

Reacciones

El empate de hace unas semanas ante Puerto Sagunto parece que no fue suficiente encarmiento para el Abanca Ademar. El cuadro marista salió menos intenso que su rival, Ángel Ximénez que, animado por la gran actuación en Granollers y con poco que perder en el Palacio, puso muy difíciles las cosas a los de Guijosa.

Con pérdidas y una primera línea muy acertada, los cordobeses pusieron contra las cuerdas al Abanca Ademar. En el minuto 5, Guijosa tuvo que pedir tiempo muerto con un marcador 2-5 a favor de los de Julián Ruiz.

Tuvo efecto la 'mano' de Guijosa, ya que el Abanca Ademar se puso a un gol. La defensa mejoró, pero el ataque seguía atascado. Sólo las genialidades de Simonet encontraban huecos en la zaga cordobesa, que sabía que debía vigilar de cerca a Costoya y Vieyra.

El sonido del partido por Carlos García de Cope León

Reacción leonesa

Poco a poco, el Abanca Ademar fue mejorando. Pero estuvo otra vez contra las cuerdas, con un contraataque de Ángel Ximénez que se fue al poste. Ese gol podría haber puesto tres arriba de nuevo a los andaluces, pero el efecto fue el contrario: el cuadro marista empató.

Los leoneses lograron ponerse por delante, pero la igualdad seguía presente. El Abanca Ademar no lograba despegarse en el marcador, pero al menos estaba mandando en el luminoso al descanso.

Tras el descanso se vieron los mejores minutos del Abanca Ademar. En la reanudación, los maristas lograron su máxima ventaja, con tres goles. Parecía que los de Guijosa podían romper el partido, parecía que Ángel Ximénez se le estaba acabando la gasolina. Pero solo era un espejismo.

Final de máxima tensión

El espíritu guerrero de los cordobeses les agarró al partido. No dejaron que Abanca Ademar cogieran más renta, que se fueran más en el marcador. Puntuar en León era un paso importante para la permanencia y se acercaron tanto que empataron apoyados en un gran Jorge Oliva en portería.

Reaccionó el Ademar, que se puso por delante de nuevo. Pero el choque pasó a unos momentos de máxima tensión, con un intercambio de goles que obligó a Guijosa a dar entrada en la cancha a Nacho Biosca.

De hecho, los cordobeses se pusieron por delante. El Abanca Ademar trató de inquietar a la primera línea andaluza colocando a Jaime Fernández en el avanzado. Tuvo relevancia, pero la actuación de Nacho Biosca acabó siendo determinante. Un gol de Costoya a falta de un minuto y una gran parada del catalán en la última jugada de Ángel Ximénez dio una sufrida pero importante victoria a los de Guijosa.

Temas

Ademar

Contenido Patrocinado

Fotos