El Ademar asume sin complejos su vuelta a una eliminatoria de Champions

Mario López, jugador del Abanca Ademar./
Mario López, jugador del Abanca Ademar.

El equipo de Rafa Guijosa cede el favoritismo al Montpellier francés y buscará que el cruce llegue vivo al partido de vuelta

LEONOTICIAS

El Palacio Municipal de los Deportes de León vuelve a tener una cita con la historia. El balonmano ha escrito sus renglones más dorados y este escenario ya ha sido lugar de grandes gestas. Por ello, y sin complejos, la ciudad volverá a responder para llevar su equipo al lugar de los elegidos.

El Abanca Ademar vuelve a la Liga de Campeones en una semana que inició el miércoles visitando al líder invicto de la competición doméstica, FC Barcelona Lassa, y que cerrará ante el que tiene el mismo cartel, pero en la liga gala, el Montpellier -sábado, a las 19:30 horas-.

Los franceses han sido una apisonadora en su grupo de clasificación cediendo tan solo una derrota intrascendente en la última jornada, mientras que los ademaristas tuvieron que sudar lo indecible para arrebatar el protagonismo que tenían otros equipos de su grupo y a los que sobrepasó en un gran final de calendario.

El equipo de Patric Canayer, que parte como favorito en la eliminatoria para ganarse el billete para los octavos de final de la máxima competición continental, ha visitado en numerosas ocasiones el recinto leonés, siempre con derrota, dentro de un balance general entre ambos equipos que curiosamente está a favor del representante español.

Sin embargo, el actual potencial de uno y otro equipo, sobre todo desde el punto de vista económico, hace que el Ademar se plantee, como principal objetivo intentar, «competir de tú a tú, siendo conscientes de la diferencia», ha señalado el máximo realizador del equipo de Rafa Guijosa, Alex Costoya.

Líder indiscutible

El equipo francés es líder destacado de la liga de su país. En las últimas jornadas, Montpellier ha derrotado con contundencia a su rival más fuerte, el Paris Saint Germain, lo que demuestra su nivel.

Aun así, y debido a alguna debilidad mostrada, sobre todo en el Palacio Municipal de Deportes, tanto en la competición europea como también en la Liga Asobal, el Abanca Ademar quiere al menos llevar la eliminatoria con una victoria a tierras francesas dentro de una semana.

El gran problema que se le ha presentado a Guijosa antes de este compromiso ha sido la lesión en el tobillo derecho del lateral Juanjo Fernández, que se perderá la eliminatoria y, previsiblemente, varias semanas, lo que debilitará mucho la zona central de la defensa, donde tendrá que buscar un acompañante de emergencia para el argentino Gonzalo Carou.

El partido, que ha sido declarado por la junta directiva ademarista como día de ayuda al club por lo que los socios tendrán que retirar un suplemento, será dirigido por los colegiados alemanes Schulze y Tönnies, mientras que el delegado de la Federación Europea de Balonmano (EHF) será el holandés Anton Van Dongen.

El Abanca Ademar León ya vela armas para una batalla en la que demuestre que vuelve a ser un grande de Europa y que está dispuesto a plantar cara a cualquier rival.

Contenido Patrocinado

Fotos