El Ademar tendrá en Anaitasuna el fin de su maldición de la Copa Asobal

Representantes de los equipos participantes. / Inés Santos

El sorteo de las semifinales del torneo que se celebra en León este fin de semana depara el enfrentamiento entre leoneses y navarros y medirá al Barcelona con el Guadalajara

RUBÉN FARIÑASLeón

La vigésimo octava edición de la Copa Asobal ya conoce el cuadro de semifinales.

En el primer turno, el todopoderoso Barcelona se medirá a la revelación, Guadalajara; y el segundo pase será el del Abanca Ademar, que tendrá como rival a Anaitasuna.

El Museo del Deporte, instalado en el Palacín, ha sido el lugar donde se ha celebrado el sorteo que ha deparado los enfrentamientos de la antesala de la final.

Entre la plantilla marista no había preferencia por uno u otro rival. «Guadalajara y Anaitasuna nos dieron un baño en la primera vuelta», ha explicado el portero del equipo leonés, Nacho Biosca, quien reconocía que, en caso de tener que elegir, se quedaba con los navarros.

«Anaitasuna, aquí en León, siempre se nos ha dado bien, salvo en la Copa del Rey, y con Guadalajara hemos tenido un poco más de problemas».

Acabar con la maldición

El Palacio de Deportes volverá a ser el escenario de esta competición por cuarto año consecutivo –nueve ediciones en total ha vivido el Municipal-. Los anfitriones tratarán de quitarse de encima la maldición que parece perseguirles.

«Esto es un partido donde el potencial y la calidad se decide por detalles, nada tendrá que ver lo hecho hasta ahoras», ha apuntado Rafa Guijosa.

El técnico madrileño cree que en las ediciones anteriores se vivió de una forma especial y con mucha expectación y «esto nos supuso un estrés». Primero, ante Logroño, su equipo era algo inferior; y el año pasado, Granollers «nos pasó por encima».

Sin embargo, objeta que este año la situación es otra. «Llegamos muy justos y saturados de competición, pero con la experiencia e ilusión de querer ganar un título, no solo llegar a la final».

Buen ritmo de venta de abonos

La Asobal parece haber instalado su sede fija en León para esta competición que, de nuevo, este fin de semana registrará una gran asistencia de público.

El presidente del club anfitrión, Cayetano Franco, está viendo un ritmo de retirada de abonos «similar al de otros años». Esta situación deja a la directiva «satisfecha» porque les permite hacer rentable la Copa Asobal.

El sábado se celebrarán las semifinales, a las 17:00 y a las 19:00 horas. Para el domingo quedará la gran final -a las 16:45 horas-, a la que el Ademar aspirará a repetir presencia como hizo en la temporada 1997/1998.

La tranquilidad que se respira este año en la plantilla es la principal baza que tratará de jugar el equipo de Rafa Guijosa. Quieren sacarse la presión que ha habido en las pasadas ediciones y alcanzar la ansiada final para poder optar, quien sabe, a su tercera Copa Asobal.

Contenido Patrocinado

Fotos