El Abanca Ademar se quiere lamer las heridas en Zamora

Gonzalo Carou trata de zafarse de la defensa.

El conjunto leonés afronta una nueva jornada de la Liga Asobal visitando a un equipo recién ascendido

R.FARIÑASLeón

Un derbi para lamerse las heridas. Así afronta el Abanca Ademar un nuevo compromiso de la Liga Asobal. De nuevo el tiempo para el descanso ha sido breve y el calendario obliga a apretar los dientes a la plantilla de Rafa Guijosa.

Los leoneses viajan este miércoles a tierras zamoranas para enfrentarse a Balonmano Zamora en el Pabellón Ángel Nieto, a partir de las 20:30 horas.

La mejor noticia de la semana ha sido el alta de Juanjo Fernández, que volverá a las pistas tras cinco meses fuera de la cancha. Esa ha sido la luz en unos días difíciles donde, a la derrota –esperada- sin paliativos ante el Barcelona, se sumó el tropiezo ante el Elverum en la Champions League.

Por ello, es buen momento de hacer borrón y pensar en la competición doméstica de nuevo. Rafa Guijosa no quiere que su equipo se confíe y ha tratado de concienciarles de la importancia de estos dos puntos para recuperar sensaciones y evitar otro traspiés.

La totalidad de la plantilla estará disponible, aunque muchos jugadores arrastran problemas físicos por la carga de minutos. Por ello, será importante solventar el encuentro lo antes posible para poder dar rotación a los más cansados.

Su rival, el Balonmano Zamora, es un equipo recién ascendido y que saldrá sin presión ante el Abanca Ademar. Eso hará a los zamoranos más peligrosos, a pesar de ocupar el último puesto de la clasificación y ser el único conjunto que no ha sumado ninguna victoria.

En sus filas cuenta con Octavio Magadán. El jugador leonés es el máximo artillero de los zamoranos con 25 goles y la referencia ofensiva del mismo.

La quinta jornada ofrece a los maristas una buena oportunidad para volver a sumar y recuperar la senda de la victoria diez días después.

Fotos