El Abanca Ademar tiene que ganar fuera para pasar de ronda

Piñeiro y Vieyra pelean la posición en el partido ante el Kadetten./Peio García
Piñeiro y Vieyra pelean la posición en el partido ante el Kadetten. / Peio García

La igualdad del grupo obliga a los de Guijosa a sacar, al menos, una victoria más lejos del Palacio

EFE

El Abanca Ademar tendrá que ganar, al menos, uno de los dos encuentros que le quedan por disputar a domicilio en el Grupo C de la Liga de Campeones si quiere mantener abiertas sus opciones de clasificación para la siguiente ronda de la máxima competición continental.

A pesar de las tres victorias consecutivas, dos ante el Dinamo Bucuresti rumano, colista y ya sin opciones, y la lograda el pasado sábado frente al Gorenje Velenje esloveno, los leoneses tendrán que arrancar, como mínimo, un triunfo más en una de sus dos salida, el próximo jueves a Suiza para medirse al Kadetten, y en la última jornada al terreno del Elverum noruego.

De esta manera, unido a la obligatoriedad de ganar en el palacio municipal al líder del grupo, Skjern danés, el equipo de Rafa Guijosa podría entrar en combinaciones de posibles empates, previsiblemente con el Gorenje, siempre que se cumpla la lógica de los resultados, lo que les podría dar la segunda plaza si igualan con los eslovenos, por la mejor diferencia de goles con ellos.

Esto siempre que la igualada fuera ante este rival, ya que en otras posibilidades de triple o incluso cuádruple empate, dada la igualdad del grupo, habría que echar mano de la calculadora y de las posibles combinaciones.

En todo caso, si los leoneses tan solo suman dos puntos más a su casillero en el único encuentro que les queda por disputar en su pista, se quedarían fuera de las opciones de ocupar una de las dos primeras plazas que permitirán disputar una eliminatoria posterior, a doble partido, con el campeón o subcampeón del Grupo D.

El Dinamo, juez

La mayor dificultad que tienen los ademaristas es que al existir mínimas diferencias entre todos los equipos, salvo el ya descartado Dinamo Bucuresti rumano que podría hacer de juez si logra arrancar algún punto en las tres jornadas que restan, en cada enfrentamiento habrá mucho en juego para ambos contendientes.

El primer escollo llegará este jueves -20:15 horas- en el terreno del Kadetten Schafhasen suizo, que perdió por la mínima en León y que, a pesar de ser quinto dentro del grupo, mantiene intactas sus posibilidades si gana y supera la diferencia de un gol del Abanca Ademar.

Los líderes, a priori el equipo que ha mostrado un mayor potencial, tampoco tienen clara su clasificación, ya que pese a aventajar al resto de rivales en dos o cuatro puntos, tienen un calendario en el que recibirán al Elverum y Gorenje, para viajar entre medias a León.

De todos los equipos, Skjern, Gorenje y Kadetten tienen la ventaja de disputar dos de los tres encuentros que quedan en su pista, donde no han cedido un solo punto, mientras que Elverum y Ademar, que se miden en cancha noruega en la última jornada, juegan dos a domicilio.

Fotos