Leonoticias

Juanjo Fernández, en el partido ante el Barcelona.
Juanjo Fernández, en el partido ante el Barcelona. / Peio

Regreso al mundo terrenal

  • Abanca Ademar vuelve a 'su' liga tras haber puesto contra las cuerdas al Barcelona con el reto de ganar en una cancha complicada, El Sargal, y dar otro paso de gigante hacia la Champions

El sueño, el día de estar en las nubes ya pasó. El partido contra el Barcelona y el exhibición de fe y garra marista ya es historia. Toca volver a la realidad, a ponerse el mono de trabajo de cada fin de semana y visitar una de las canchas más complicadas de la Liga Asobal, El Sargal, para tratar de doblegar a un inspirado Ciudad Encantada este sábado a partir de las 17:00 horas.

No es un partido más. Ganar supondría superar la piedra más grande que queda en el camino del Abanca Ademar hacia la Champions. Sería un nuevo golpe encima de la mesa, un paso de gigante para mantener más de dos partidos de ventaja con el Naturhouse a falta de cuatro para el final.

Todo esto está en juego en Cuenca, donde el equipo local quiere seguir soñando con Europa en una de sus mejores temporadas. Ciudad Encantada, club en el que Juanjo Fernández dio alguno de sus pasos como profesional, quiere seguir con su crecimiento y revertir la irregularidad que está mostrando últimamente en El Sargal, pabellón en el que ha cimentado sus opciones continentales. Son sextos, a un punto de Anaitasuna, quinto, y con un partido menos, por lo que podría rebasar a los navarros si son capaces de superar al, hasta el momento, segundo mejor equipo del campeonato.

Prolongar sensaciones

El Abanca Ademar, por su parte, quiere continuar con el momento de forma exhibido en el tramo final del choque ante el Barcelona. Esa intensidad en defensa, culminada con un Cupara en estado de gracia, y la vertiginosidad de las salidas a la contra serán las armas más letales de los de Guijosa.

Pero la más utilizada será el ataque posicional largo y más pausado que ahora también es efectivo en el cuadro leonés. Costoya y Vieyra se postulan como grandes 'francotiradores' maristas en un equipo donde los extremos siguen siendo capitales, en especial un Mario López en el mejor estado de forma de su carrera.

La defensa y Ponciano, los peligros

La férrea defensa conquense, rocosa e intensa, tratará de detener el ataque marista con continuos parones de juego y altura. En ataque, no solo las contras serán su arma, también el juego posicional en el que su principal aval es el lateral izquierdo Ponciano, máximo goleador del equipo con 118 tantos, superado por el mito Juanín García, que ya suma 135.

Para este partido, Guijosa no tendrá disponibles a todos sus hombres. Pese a que Acacio ya está presto para la 'batalla', estando en el banquillo ante el Barcelona, el cuadro marista ha sufrido la baja de David Fernández, con una lesión en la mano, durante esta semana.

Temas