Leonoticias

fotogalería

Fernando Hernández, en su etapa en el Ademar. / E. N.

Hernández: «Con Guijosa, el Ademar está recuperando su carácter»

  • El legendario extremo del Atlético Valladolid recuerda con cariño al club marista, que supuso su «salto» y asegura que recuperar el derbi es «volver a vivir partidos emocionantes»

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Más de medio siglo recorriendo las canchas de España y dejando la impronta desde el extremo. Fernando Hernández es uno de los jugadores más legendarios de la Asobal, que sabe lo que es vivir el derbi vistiendo la camiseta del Abanca Ademar, algo que hizo durante tres temporadas, y también desde el bando vallisoletano, con el que cumple su octava temporada entre el extinto BM Valladolid y el actual Atlético Valladolid.

«Todos los derbis son especiales», asevera Fernando Hernández que, con 43 años, sigue 'dando guerra' desde el extremo vallisoletano. Para el jugador del Atlético Valladolid siempre es «bonito» volver a León, donde ganó una Copa Asobal y una Recopa. «Más allá de los títulos, del Ademar me quedo con que fue mi salto para hacerme más importante, para seguir creciendo. Fue una etapa trascendental en un equipo con más aspiraciones», recuerda.

Ahora regresa al Palacio de los Deportes para reeditar el derbi León-Valladolid, el primero con el Atlético Valladolid. «Recuperar el derbi supone volver a vivir partidos emocionantes con dos aficiones que viven el balonmano de forma especial, que hacen que este deporte enganche y sea atractivo», explica.

«Es de lo mejorcito de la Asobal»

El extremo vallisoletano no es capaz de quedarse con un solo derbi, ya que cada uno era «singular por algún motivo». Hernández reconoce que en León se vive de una forma diferente este partido, pero en Valladolid poco a poco se están volviendo a enganchar para que este partido sea «de lo mejorcito» que se puede ver en la Asobal.

Fernando Hernández considera que el Atlético Valladolid llega en «buena posición» después de tres victorias consecutivas. «El objetivo de la permanencia está cerca, pero será un partido muy complicado, el Ademar quiere ser segundo y tiene una gran plantilla. Trataremos de dar el máximo», asegura.

Guijosa y el carácter del Ademar

El jugador pucelano ve al Abanca Ademar en un gran momento y considera que está recuperando la grandeza de antes. «Guijosa está imprimiendo el carácter que él tenía en el campo y están recobrando esa garra, ese carácter para luchar cada valor. Rafa ha sabido transmitir e inculcar esos valores, esa intensidad. Coincidí con él tres años en Barcelona y siempre iba al 200%, también en los entrenamientos», reconoce.

Ahora, Fernando Hernández volverá al Palacio de los Deportes. Un cuarto de siglo después, el extremo vallisoletano sigue volando sobre el área rival atemorizando porteros. Regresará a la que fue su casa, de la que guarda gratos recuerdos, encabezando un ilusionante proyecto que ha vuelto a enganchar a Valladolid al balonmano y, de forma colateral, ha devuelto a León su derbi más esperado.