Leonoticias

Triunfo solvente y a por Europa

fotogalería

Fede Vieyra fue desatascó el partido en el peor momento marista. / Javier Quintana

  • El Abanca Ademar se impone con autoridad al Balonmano Benidorm en un partido que rápidamente vio como los hombres de Rafa Guijosa pusieron la directa hacia la victoria final

Ahora sí, se puede soñar con la remontada. El Abanca Ademar ya puede concentrar todas sus fuerzas en Dinamarca tras pasar como un rodillo por encima del Balonmano Benidorm. Tan sólo la salida de ambos periodos generó dudas de la victoria de los hombres de Rafa Guijosa que rápidamente lograron buenas rentas.

Si no era Juanín, era Costoya, y sino Piñeiro o Vieyra. Los visitantes machacaban el arco de los alicantinos y al descanso llegaban ya con cinco goles de ventaja.

El segundo tiempo estuvo controlado por el equipo leonés en gran parte de los minutos. Pese a las acometidas de los jugadores de Fernando Latorre, estos evidenciaron el por qué ocupan uno de los últimos puestos de la tabla y fueron incapaces de lograr una regularidad que les metiera en el partido. Finalmente, el resultado de 23–26 no manifiesta la superioridad de un equipo que debe desprender su mejor balonmano en Europa para lograr una machada.

El Abanca Ademar se consagró a Álex Costoya en la salida al parqué de l’Illa de Benidorm. Mientras, los locales trataban de usar el arma marista, el contragolpe, para conseguir su primera renta del partido 3-2.

El encuentro se había iniciado con mucha intensidad y, hasta el minuto 10, el equipo de Rafa Guijosa no empezó a desarrollar su mejor balonmano. Un gol de Vieyra servía para colocar el 4-5 que daría paso a un brutal parcial de los leoneses.

Los leoneses ponen la directa

Los visitantes destrozaban al Balonmano Benidorm desde la línea de seis metros. Las filtraciones constantes de Juanín y Mario López sorprendían a la zaga alicantina que veía como el Ademar se escapaba, hasta doblarles en el marcador, y poner un 5-10 que obligaba a pedir tiempo muerto a Fernando Latorre, era el minuto 16.

La charla del míster no surtía efecto en su equipo y los chicos de Guijosa se divertían, con un Juanín que volaba sobre el parqué benidormense para sumar siete goles y llevar la máxima renta al electrónico, 5-12.

Víctor Sáez lograba romper la sangría y meter a su equipo en el partido. Benidorm conseguía recobrar el pulso y evitar que los visitantes dejaran el choque visto para sentencia antes del descanso.

La diferencia se mantenía estable durante los últimos minutos del primer acto y se llegaba al entretiempo con un esperanzador resultado, 12-17, que evidenciaba la superioridad del Abanca Ademar en l’Illa.

El retorno a la cancha volvía a evidenciar las malas costumbres maristas. Benidorm salía con fuerza y conseguía reengancharse al partido con un parcial de 2-0, colocando el 14-17, y metiendo a la afición alicantina en el encuentro.

Jaime y Vieyra evitan la reacción

Jaime Fernández, el canterano, tiraba del carro y lograba romper la racha de los levantinos, que ya se veían con fuerza para jugar ‘de tú a tú’ al equipo de Rafa Guijosa, 15-19, al paso por el minuto 37.

Una doble exclusión en el Abanca Ademar pudo complicar las cosas al cuadro leonés, pero de nuevo la casta de los visitantes servía para que las diferencias se mantuvieran estables y, con diez minutos disputados del segundo periodo, Benidorm seguía varios tantos por detrás, 16-21.

Entre Piñeiro, con dos goles, y Fede Vieyra, con dos latigazos, conseguían reventar el partido y devolver a los maristas la máxima renta de todo el encuentro, 17-24, pero ahora con apenas 15 minutos por disputarse.

Los últimos instantes de partido sirvieron para que Rafa Guijosa rotara, probara con los más jóvenes y reservara a sus primeros espadas para la batalla de Dinamarca. Con 21-26, el técnico madrileño solicitó su último tiempo muerto para evitar sorpresas de última hora.

El equipo levantino logró maquillar el resultado en los segundos finales y colocar el 23-26 con el que se llegaba a la conclusión de un partido que tuvo al Abanca Ademar como gran dominador.

Ahora, el equipo leonés tiene la mente puesta en la machada que debe lograr en Dinamarca, donde espera el Kolding, y los hombres de Rafa Guijosa tienen una dura papeleta de vencer por tres goles para levantar la eliminatoria.