Leonoticias

Los maristas regresan a Europa.
Los maristas regresan a Europa. / Peio

ehf cup

Europa, aquí estamos de nuevo

  • El Abanca Ademar afronta con ilusión su regreso a Europa en el que se medirá a uno de los favoritos para ganar la EHF, el Kolding de Antonio García y Kasper Hvidt

Tras una pequeña travesía por el desierto, el Abanca Ademar al fin ha encontrado la tierra prometida. El viejo continente, Europa, espera a un equipo que ha pasado penurias, se ha sabido recomponer y vuelve con fuerza y, sobre todo, ilusión. El Palacio de los Deportes se engalanará este sábado a las 18:00 horas para volver a recibir el balonmano continental, mediante la EHF Cup, y su tercera ronda eliminatoria en la que se han cruzado con uno de los cocos, el Kolding.

Esta competición ilusiona y llama a todo el ademarismo. Desde el propio Rafa Guijosa, recién renovado hasta 2019, cuyos ojos brillan cada vez que se pronuncia la EHF Cup. «El objetivo es la final four», reitera, pero bien sabe que para ello primero hay que escalar un mastodonte europeo. El Kolding es uno de los referentes del balonmano danés que, tras una temporada regular, ha recaído en la segunda competición continental para ofrecer al Abanca Ademar un enorme reto.

Con la presencia de dos exademaristas en las filas danesas, como son el lateral Antonio García y el guardameta Kasper Hvidt, el partido tendrá todos los ingredientes para que sea una gran fiesta. Los leoneses tratarán de ganar y obtener una buen renta de goles que les permita viajar a Copenhague con cierta tranquilidad.

Un estado de forma envidiable

Por su parte, los daneses tratarán, precisamente, de que la eliminatoria no quede resuelta. El momento de forma de los maristas, que vienen de hacer tambalearse al Barcelona en el Palau y de arrollar a Ciudad Encantada en el Palacio, es el principal aval para los de Guijosa, que llegan lanzados y repletos de confianza.

Una vez más, la defensa será fundamental. El Abanca Ademar basa su juego en un buen rendimiento sin el balón para lograr goles fáciles corriendo. El Kolding lo sabe, tratará de evitarlo y cerrar también su defensa para que a la primera línea marista, tan acertada en las últimas fechas, se le oscurezca el horizonte.

Ha vuelto y es para quedarse. El Abanca Ademar ha sufrido mucho para regresar a Europa y espera no marcharse tan pronto. Para ello deberán tratar de ganar a, junto con el Fusche Berlín, el gran favorito para llevarse la EHF. Pero la historia marista está repleta de retos superados y desean que este sea uno más.

Temas