Leonoticias

Victoria por desgaste del rival

vídeo

Mario López lanzando a portería. / Peio García

  • El Abanca Ademar cuaja un magnífico primer tiempo, se complica la vida en el segundo, y aprovecha el cansancio del Balonmano Guadalajara para imponerse 28-22 y mantener la segunda plaza de la Liga Asobal

Avisaba Rafa Guijosa en la previa de las dificultades que siempre ponía el Balonmano Guadalajara, y el técnico madrileño volvía a acertar. Hizo falta esforzarse y esperar al desgaste de los alcarreños para atrapar de forma definitiva los dos puntos y que el Palacio Municipal de los Deportes de León siguiera siendo un fortín para los leoneses.

El Abanca Ademar se ha impuesto por 28–22 al equipo de César Montes en un partido que parecía llegar sentenciado al descanso (16-9) pero que se complicó en la segunda mitad, cuando los visitantes arrancaban con un parcial de 0-5.

más imágenes

  • Con victoria al parón

Álex Costoya, el contragolpe y el agotamiento físico por el esfuerzo realizado del equipo castellano-manchego fue la medicina que supo tomar el equipo marista para dejar finiquitado el partido y no sufrir apuros en los últimos minutos.

Los primeros compases no fueron buenos por parte de los leoneses, con un Balonmano Guadalajara que trataba de defender duro para anotar el primer gol por mediación de Márquez.

Pero poco duro esta dinámica, ya que rápidamente el Ademar ponía la directa y lograba un parcial de 4-0 que obligaba a César Montes a solicitar su primer tiempo muerto, cuando apenas se rebasaba el minuto 5 de partido, y el electrónico reflejaba un 4-1.

El Ademar pone velocidad crucero

La velocidad de los locales empezaba a aparecer sin que los alcarreños consiguieran evitar el contraataque, algo que podía dejar en saco roto las opciones de los visitantes antes del descanso.

La ventaja del Abanca Ademar se mantenía en los cuatro goles al llegar al ecuador del primer acto, con 8-4 a favor de los leoneses, basándose en la eficacia anotadora de los canteranos, Piñeiro y Mario López, que se postulaban como máximos realizadores del choque.

El equipo de Rafa Guijosa ponía velocidad crucero para seguir incrementando la diferencia y que esta se fuera hasta el +7 al paso por el minuto 20 de partido. Mario López seguía aprovechando cada error del Guadalajara para plantarse ante Hombrados y batir al veterano guardameta.

Si la velocidad del Abanca Ademar era poco, Vladimir Cupara bajo palos volvía a impartir una lección magistral de paradas y desesperaba a los potentes lanzadores alcarreños, que se estrellaban una y otra vez ante el serbio.

El 13-8 con el que se entraba en los últimos cinco minutos de la primera parte dejaba a los visitantes con visos de poder hacer algo en el segundo acto. Pero de nuevo el muro blanco se alzaba sobre la línea defensiva para dejar ‘seco’ al Balonmano Guadalajara y que tan sólo consiguieran anotar un gol hasta el descanso.

En el tiempo de asueto el electrónico dejaba a las claras la superioridad de los jugadores de Rafa Guijosa, que establecía un 16-9 casi definitivo.

El Ademar sale muy relajado

El segundo acto no se iniciaba de la mejor manera para el Abanca Ademar. Los leoneses perdían su efectividad en ataque y los fallos en circulación condenaban al equipo en defensa, ante la imposibilidad de realizar los cambios ataque-defensa.

Un parcial de salida de 0-3 para los alcarreños, en tres minutos, devolvían las opciones perdidas a los hombres de César Montes y llevaban a Rafa Guijosa a pedir tiempo muerto, con 16-12 en el marcador.

El cambio de portero por el que optó el técnico madrileño, metiendo en cancha a Nacho Biosca, no funcionaba. El parcial visitante se seguía ampliando hasta el 0-5 y el Balonmano Guadalajara ya estaba metido de lleno en la pomada, 16-14. Fue Fede Vieyra el que conseguía romper la dinámica y devolver la tranquilidad al palacio con dos goles consecutivos, 18-14.

La defensa del Abanca Ademar parecía haberse ido del municipal y encajaban siete goles en apenas ocho minutos de juego, cuando en todo el primer tiempo los visitantes sólo habían conseguido nueve tantos.

Guadalajara se pone a uno

En ataque las cosas no iban mejor. Dos goles en diez minutos era el bagaje del equipo leonés, que ahora veían un muro infranqueable en la figura de JJ Hombrados. Gonzalo Carou sacaba su garra para estirar la ventaja de los suyos, cuando peor lo estaban pasando, y poner el 19-16 en el marcador.

Víctor Montaya desde los siete metros y Márquez apretaban el electrónico hasta su máxima expresión para poner el 19-18, con todavía 17 minutos por delante, y llevar el partido a la igualdad suma.

Un ‘coast to coast’ de Álex Costoya volvía a dar aire al equipo de Rafa Guijosa, ante la opción de Montes de usar el portero-jugador. La actuación arbitral levantaba de sus asientos a la parroquia local y el Ademar trataba de engancharse a esta ola para ampliar las diferencias.

Simonet con un ‘fly’ para Costoya volvían a poner las cosas en su sitio y colocar el 23-19 cuando se entraba en los diez últimos minutos de juego. A ello se unía una vaselina de Nacho Huerta para restablecer media decena de goles de diferencia y empezar a encarrilar el encuentro ante un Guadalajara que parecía deshincharse.

El cansancio visitante lo aprovecha el Ademar

La sequía de los alcarreños, con un gol anotado en los últimos diez minutos, dejaba casi sin opciones a los visitantes. 24-19, en el minuto 53.

El Abanca Ademar entraba en los últimos cinco minutos con el partido sentenciado y un contragolpe marista dejaba el partido sentenciado, 26-20.

Finalmente, victoria marista por 28–22 y el equipo que se tomará ahora un merecido descanso, desde la segunda posición de la Liga Asobal, antes de afrontar el partido más complicado del año, ante el FC Barcelona en el Palau Blaugrana, a la vuelta de los compromisos de las selecciones.