Leonoticias

El Abanca Ademar no está especialmente acertado en ataque.
El Abanca Ademar no está especialmente acertado en ataque. / Peio

liga asobal

Falta 'pólvora'

  • El Abanca Ademar registra sus segundos peores números en ataque desde la temporada 2000/01 | En defensa, los de Guijosa mantienen un alto nivel

Al Abanca Ademar le falta pegada. Los últimos encuentros del conjunto marista han denotado ciertos problemas de fluidez y acierto en ataque que se han magnificado en el empate ante Puerto Sagunto y en la derrota ante Anaitasuna. Con 20 y 22 goles respectivamente, la victoria se cotizó muy cara para los de Guijosa con un ataque tan poco fructífero.

Esta es la cruz de un inicio de Liga Asobal muy provechoso para el Abanca Ademar, que ha sumado nueve puntos de doce posibles. Pero la faceta ofensiva, pese a la indiscutible aportación goleadora de Álex Costoya y la dirección de juego de Simonet, dos de los fichaes que llegaban para aportar más en esta parcela, está lastrando al cuadro de Guijosa.

El Abanca Ademar 2016-17 solo ha anotado 157 goles, con una media de 26 tantos por partido. El porcentaje de acierto en ataque es bajo, tan solo del 61%.

Los números hablan por sí solos. Con seis jornadas disputadas, solo hay una temporada con peores registros ofensivos en los últimos 16 años de la historia marista. Fue en la temporada 2009-10, con Jordi Ribera en el banquillo. En aquella campaña, los leoneses marcaron 152 goles en sus primeros seis encuentros, enfrentándose a rivales tan duros como Atlético de Madrid, Granollers o Valladolid.

Datos similares a los de la temporada actual se dieron en la temporada 2006-07, en la que 160 goles campaban en los registros maristas, o en la campaña pasada, ya con Guijosa en el banquillo, cuando se habían marcado 169 goles.

La defensa sí funciona

Pese a que el ataque no está funcionando a pleno rendimiento, la defensa sí que luce más, con solo 144 tantos recibidos. Pese a ello, ante Anaitasuna recibió la mayor cantidad de goles de la temporada, 27, muy cerca de los 26 que consiguió anotar Bidasoa en el Palacio de los Deportes.

Solo el Guijosa de la pasada temporada, con 138 goles encajados, y el Manolo Cadenas campeón de la Asobal en el curso 2000-01 (142) y las dos campañas posteriores (138 y 132), mostraron una defensa más inquebrantable que la del Abanca Ademar actual.