Leonoticias

fotogalería

Los maristas han dado un golpe sobre la mesa. / Peio García

liga asobal

La octava maravilla

  • El Abanca Ademar presenta su candidatura al trono de plata de la Asobal tras vencer 27-23 a Naturhouse La Rioja en una gran partido fundamentado en la defensa

El Abanca Ademar ha convertido el Palacio de los Deportes en una notaría donde ha presentado una candidatura, una candidatura para el trono de plata de la Liga Asobal. Actualmente, corresponde a Naturhouse, cuya hegemonía en este puesto es indiscutible... hasta este miércoles. Los maristas han vencido 27-23 a los logroñeses y mandan un serio aviso de que disputarán esa plaza.

Tensión y nerviosismo. Estos son dos ingredientes que no pueden faltar en un gran partido, en un choque importante, en un encuentro trascendental. Y, pese a ser la segunda jornada, este lo es. Un Abanca Ademar-Naturhouse no es partido más, es el duelo entre el príncipe de los mortales y el joven hidalgo que sueña con alcanzar ese trono. Y este hidalgo marcó los tempos de partido en sus primeros minutos.

Rafa Guijosa tenía claro que el encuentro se tenía que desarrollar por los derroteros que interesaban a los leoneses, es decir, un choque con pocos goles. Y así fue. Las defensas y los porteros se imponían, en especial la marista. Vladimir Cupara volvió a levantar parada a parada, bloque a bloque, un muro en su portería que se tradujo en un 38,5% de efectividad.

Cambio de ritmo

El plan de Guijosa seguía yendo por el camino de la perfección. El 4-2 campeaba en el marcador en el minuto 10, pero el Naturhouse tomó el timón del encuentro por unos instantes. El partido no tenía ya ese ritmo pausado, con pocos goles, que interesaba al Abanca Ademar. El choque pasó a ser un intercambio de golpes, un último round en un ring, un 'toma y daca' en el que los riojanos estaban mucho más cómodos, tanto como para dar la vuelta al marcador tras una doble exclusión en las filas leonesas.

Pero hincar la rodilla y rendirse no están en el ADN ademarista. Ni lo estarán. Nada más verse por detrás en el marcador, los hombres de Guijosa reaccionaron y recuperaron esa muralla en seis metros que bloqueó las ideas de Naturhouse. Una y otra vez, el ataque franjivino se estrellaba contra este tabique en el que, por si fuera poco, estaba resguardado por un inspirado Cupara.

Juanín lidera la 'toma del partido'

A todo esto se sumó Juanín García. La bombilla del 'artista' se encendió y los goles comenzaron a caerse de sus manos. El resultado fue la máxima renta del partido a favor de los ademaristas al llegar al descanso. El 15-10 brillaba en el luminoso del Palacio cuando los jugadores encaraban el túnel de vestuarios. El hidalgo estaba logrando algún título nobiliario más para llegar a ser príncipe.

Tras el paso por vestuarios, La Rioja salió a por todas. Sabían que tenían que recortar la renta cuanto antes si querían sembrar el pánico en el Palacio y poder dar la vuelta al marcador. Gurutz Aguinagalde y la defensa riojana, que aumentó su dureza, saltaron más intensos y acertados a la cancha y se notó.

El partido volvió a ser un intercambio de golpes. De nuevo estaba donde Naturhouse quería. Pero el Abanca Ademar no le negó el cara a cara a los de Jota González. Guijosa tiró de desparpajo y de juventud para este impás del partido en el que Rodrigo, Costoya, David Fernández, Mario López o Jaime estaban en la cancha. Y no solo mantuvieron la renta, la ampliaron aprovechando varios fallos ofensivos de los franjivino hasta los seis goles ante el delirio de la grada.

El último arreón riojano estaba por llegar. Y llegó, pero un gran Cupara detuvo el intento franjivino. La última bala de los de Jota González la había neutralizado el meta serbio. La fiesta ademarista era completa. Y el aviso, muy serio. El Abanca Ademar ha presentado oficialmente su candidatura para ser segundo. Y lo ha hecho frente al gran favorito para lograr ese puesto. En Logroño ya están advertidos.

Temas