El Capricho, un ‘capricho’ para el paladar

En su apuesta por la innovación, la bodega El Capricho celebra este mes de febrero las Jornadas de Exaltación de la carne de buey fusionado con la cocina mexicana y la colaboración del restaurante con estrella Michelin Punto MX

Juan Martínez Majo, José Gordón y Antonio Silván. / Noelia Brandón
A. CUBILLASJiménez de Jamúz

Pocas veces un nombre puede ser tan perfecto para describir la esencia de un restaurante. Porque la bodega El Capricho es, en sí mismo, un capricho para el paladar. Su secreto y la joya de la corona, sus carnes. Al fin de cuentas, en este restaurante de Jiménez de Jamúz se saborea uno de los mejores chuletones de buey de todo el mundo.

No hay carne que admita comparación a la que se ofrece en este restaurante. El secreto en la cuidada selección que José Gordón, su propietario, realiza de las reses, a las que mima cada día, ofreciéndoles una cuidada alimentación en un entorno donde, literalmente, ‘reina’ la paz.

Pero Gordón va más allá y recuerda que cada animal debe ser tratado como única, siendo fundamental no sólo darles una vida extraordinaria sino una muerte serena, “digna” para evitar que se bloqueen los vasos sanguíneos y la liberación de proteínas, logrando una carne "única y diferente".

Unas carnes de una calidad de matrícula de honor, calificados como las mejores del mundo por los críticos gastronómicos de ‘The Guardian’ y ‘Time’ y que casi se puede saborear con tan sólo acercarse a las piezas que ‘coronan’ la cocina de este templo de la carne.

Piezas que dan una idea del tamaño de las reses que, según recuerda Gordón, alcanzan los 1.6000 kilos y que sobre las brasas desprenden un aroma que supone toda una experiencia sensorial pero que es una auténtica explosión de sabores a cada bocado.

Una carne elegante que deja un sabor delicado, sutil pero que se prolonga en el tiempo y que convierte el paso por El Capricho en inolvidable.

Tres de las propuestas del menú especial de las jornadas gastronómicas.

Abrazo a la comida mexicana

¿Pero qué ocurriría si la mejor carne del mundo se utilizará de base en la cocina Mexicana? Una pregunta a la que José ha querido dar respuesta en el marco de la decimosexta edición de las ‘Jornadas Gastronómicas de exaltación de la carne de buey’.

En su apuesta por la innovación y la cocina creativa, El Capricho ‘abraza’ la comida mexicana para ofrecer un menú para la excelencia. A su lado, sin duda, los mejores, los chefs del restaurante 'Punto MX', el único mexicano con estrella Michelín.

Menú degustación

Ñoquis de alubias de La Bañeza con salsa de chiles y tomate asado

Rollito de maíz y tapa de lomo alto, con chimi de lombarda a la brasa

Aguachile rojo de pata de buey y camarón con ali olí de ajo tierno

Tacho de buey de aguja, frijoles refritos y salsa de jitomates tatemados / de costillita pibil y berenjenas a la brasa

Pimientos rellenos de tartar de cadera con mayonesa de chile ancho y cacahuetes

Tuétano, chiles, mantequilla de pimienta y pomelo

Semifreddo de aguacate, tomates agridulces, espuma de berenjena y cebolla encurtida

Degustación de chuletas de buey premium y de vaca madurada

Sorbetes de tomate y flor de Jamaica

Brazo gitano con helado de chile mulato, merengue y frutos rojos

Atraído por sus carnes de las que se confiesa un “fanático”, Roberto Ruiz, chef de Punto MX no dudó en colaborar en estas jornadas en las que han sido partícipes no sólo como colaboradores y asesores sino con la elaboración de uno de los platos.

Su propuesta un taco de buey sobre una tortilla de nixtamal con frijoles fritos con chile chipotle y jitomates tatemados –tomates llevados a las cenizas-.

Ha sido una de las diez propuestas que conforman este menú de degustación que se podrá disfrutar en El Capricho durante todo el mes de febrero. Ñoquis de alubias de la Bañeza, rollitos de maíz, aguachilerojo de pata de buey y camarón o tuétano con chiles y pomelo son sólo algunas de las propuestas de este menú innovador, que pone encima de la mesa un maridaje de sabores únicos que aúna la esencia de México con el mejor sabor y hacer de León. Un menú que es, sin duda, un capricho para los cinco sentidos.

Una puesta de largo de estas jornadas que ha contado con una nutrida representación política, encabezada por el alcalde de León y el presidente de la Diputación de León, en la que José Gordón además agradeció el logro de haber unido a productores y restauradores en torno de la capitalidad gastronómica que debe servir 2para llevar la marca León por todo España y el mundo”.

Contenido Patrocinado

Fotos