La luz ultravioleta revela lo que Da Vinci ocultó

Cabeza de Leda. /Royal Collection Trust
Cabeza de Leda. / Royal Collection Trust

Los dibujos que el genio renacentista borró se hacen visibles cinco siglos después de su muerte

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

Lo que Leonardo da Vinci borró se hace visible cinco siglos después de su muerte. La luz ultravioleta, la infrarroja y los rayos X han desvelado el penúltimo de sus secretos, lo que el genio florentino (1452-1519) no quiso que viéramos. Sus 'pentimenti', unos magistrales arrepentimientos. Fascinantes dibujos ocultos en algunos de los 550 originales que conservan las Colecciones Reales del Reino Unido y que se exhibirán el año que viene en doce muestras simultáneas, coincidiendo con el quinto centenario de la muerte del polímata renacentista.

Buena parte de estos papeles 'leonardescos' fueron encuadernados en un solo álbum por el escultor Pompeo Leoni en Milán hacia 1590, y llegaron al Reino Unido bajo el reinado de Carlos II. Lo que parecían dos hojas en blanco de ese cuaderno revelaron bajo la luz ultravioleta los bellísimos 'Estudios de manos para la Adoración de los Magos', que se exhibirán por primera vez en la Galería de la Reina de Buckingham Palace.

Leonardo los ejecutó con un buril sobre un papel especial. Una de las hojas se examinó bajo fluorescencia de rayos X de alta energía que detecta la distribución de elementos químicos en el papel. Los dibujos invisibles a simple vista emergieron debido al alto contenido de cobre del lápiz metálico que usó Leonardo, cuyas trazas se convirtieron en sal de cobre transparente. Por contra, un diseño para el monumento de los Sforza que dibujó hacia 1485 con un buril de plata es completamente visible.

Leonardo usó tinta hecha de agallas de roble y sales de hierro hoy sensibles a la luz infrarroja, lo que permite que sus trazos ocultos se vean por primera vez en 'Estudio de un diluvio' realizado hacia 1517. Bajo un patrón de lluvia y ondas en tinta marrón, dibujó un torbellino con carboncillo en el centro de la composición. En 'Estudios de agua', dibujado por etapas bajo las corrientes de agua al carboncillo, añadió luego a tinta pequeñas rosetas de burbujas decorativas.

Todos podrán verse en febrero del año que viene, cuando 144 de los mejores dibujos del maestro del Renacimiento se exhiban en doce exposiciones simultáneas. Bajo el titulo 'Leonardo da Vinci: una vida en el dibujo', permitirá apreciar con detalle los 'pentimenti' del extraordinario artista.

En cada exposición habrá doce dibujos que reflejen todos los intereses de Leonardo: pintura, escultura, arquitectura, música, anatomía, ingeniería, cartografía, geología y botánica. Se verán en Belfast, Birmingham, Bristol, Cardiff, Glasgow, Leeds, Liverpool , Manchester, Sheffield, Southampton y Sunderland.

En mayo de 2019 más de 200 dibujos se reunirán en Buckingham Palace, en la exposición más grande dedicada Da Vinci en 65 años. Una selección de 80 dibujos viajará al palacio de Holyroodhouse en noviembre, el conjunto más grande de obras de Leonardo jamás exhibido en Escocia.

Contenido Patrocinado

Fotos