Un San Marcelo cervantino

La compañía de teatro Diadres ha querido rendir homenaje al patrón de la capital en el aniversario de su muerte en un retablillo que narra con humor las andanzas de este centurión leonés

Una actriz del retablo de San Marcelo. / Sandra Santos
RUBÉN FARIÑASLeón

Es el patrón de la ciudad de León. Su mujer fue Santa Nonia. Ambos tuvieron una prole de doce hijos y residieron en la céntrica capilla del Cristo de la Victoria.

Marcelo, el santo centurión, ha sido el protagonista de una teatralización desarrollada en el Palacio del Conde Luna.

La compañía de teatro Diadres ha querido rendir homenaje al patrón de la capital en el aniversario de su muerte. Para ello, dos actores han presentado un retablillo para narrar con humor las andanzas de este antepasado leonés.

Su vida es germen de la historia de León, del origen romano de la ciudad, y a través de esta iniciativa se pretende dar a conocer la cultura y vida primitiva de la Legio VII Gémina.

La escena en modo de retablo cervantino ha contado con la figura del Padre Riesco como narrador de la historia de este relevante personaje histórico y ha sido acompañado por Aldonza, una campesina que apostillaba con gracia los comentarios.

Medio centenar de personas han asistido a este pequeño homenaje a San Marcelo para recordar sus andanzas y la impronta que ha dejado el patrón de León.

Temas

León

Fotos