Pérez-Reverte dejará la RAE si modifica la redacción de la Constitución

Arturo Pérez-Reverte, en una imagen de archivo./EFE
Arturo Pérez-Reverte, en una imagen de archivo. / EFE

El director de la RAE confirma que atenderá la demanda del Gobierno y que «no puede negarse» a estudiar si el lenguaje de la Carta Magna es inclusivo | Anticipa que el informe será acorde a «la doctrina de la casa» que consagra la economía del lenguaje

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

 «Tiene usted mi palabra». Esta es la escueta pero comprometedora respuesta de Arturo Pérez-Reverte, miembro de la Real Academia Española (RAE), que se obliga con ella a abandonar la docta institución si esta se aviene a modificar la redacción de la Constitución para adoptar un lenguaje inclusivo. Se lo ha reclamado a la RAE la vicepresidenta del Gobierno y antigua ministra de Cultura, Carmen Calvo. «No podemos negarnos a elaborar el informe» declaraba este jueves Darío Villanueva, director de la RAE, que confirmó haber recibido la solicitud oficial de la Vicepresidencia del Gobierno para abordar el estudio. Será «acorde a la doctrina lingüística» de la RAE que consagra el principio de economía del lenguaje y cuestiona el uso del «todos y todas». No lo abordará antes de septiembre y habrá que esperar a sus consecuencias para saber si Pérez-Reverse deja la docta casa.

Las cuatro comprometedoras palabras de Pérez-Reverte eran la respuesta en Twitter a otro usuario de la red social que apostó a que el escritor y académico sería el primero en dar un portazo si se modifica la redacción de la Constitución. A que abandonaría el viejo caserón de la calle Felipe IV en el que desde hace tres siglos se trabaja para limpiar, fijar y dar esplendor al idioma compartido por más de 500 millones de personas pero que para algunos se usa de manera sexista y discriminatoria.

El autor de 'La tabla de Flandes' o 'La carta esférica' confirmó este jueves que daría satisfacción al tuitero que criticó que la RAE se sometiera a la demanda de Calvo de modificar la redacción de la Carta Magna. «Es un intento de domesticar la RAE. Cederán los académicos, tras intentar suertes de esgrima desganada, algún bizantinismo apolillado. Solo Arturo Pérez-Reverte, el viejo león, marchará dando un sonoro portazo. País de cobardes», tuiteó el martes @bgomollon. El aludido, titular del sillón T de en la tricentenaria institución, satisfacía sus expectativas tuiteando «Tiene usted mi palabra» en su cuenta @perezreverte.

Darío Villanueva, que asegura no haber pulsado la opinión de sus colegas sobre la demanda de Calvo, eludió valorar la postura Pérez-Reverte. «Los académicos son libres para hacer los comentarios que deseen» dijo sin ir más allá y aclarando que la solicitud del informe «no está provocando en la Academia una conmoción». Villanueva no se cierra a nada y cree que los académicos «están absolutamente dispuestos a colaborar» con el Gobierno, como sucedió con la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Fue Carmen Calvo quien en su comparecencia ante la Comisión de Igualdad en el Congreso de los Diputados el pasado martes solicitó a la RAE un informe que determinara si nuestra Constitución se redactó en un lenguaje que refleje por igual la realidad de hombres y mujeres. En el caso de que no fuera así, emplaza a la RAE a avanzar fórmulas para modificarlo.

Obligatorio

La RAE hará el informe. «Es su obligación y no puede negarse», confirmaba Villanueva tras recibir la solicitud de Vicepresidencia del Gobierno. El director de la RAE reconoce que esos análisis «son parte del trabajo de la institución» y entran en sus obligaciones «como la elaboración de los diccionarios o de la gramática».

Anticipa que el informe será «acorde a la doctrina lingüística» de la RAE que en distintas ocasiones ha dejado clara su postura. «Una revisión de ese calado atentaría contra el principio de economía del lenguaje y obligaría a constantes repeticiones de todos y todas, hijos e hijas o hermanos y hermanas», anticipa el académico y lingüista Salvador Gutiérrez. Alude a una doctrina que quedó patente en el informe de Ignacio Bosque sobre 'Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer', que cuestionaba usos como el de «todos y todas» reiterando también que en español «prima el principio de economía del lenguaje» y que «el masculino plural como fórmula de género no marcado engloba a ambos sexos». Un argumento que ha reiterado Villanueva.

La Academia podría comenzar a trabajar en el informe a partir de septiembre, dado que el pleno no se reunirá hasta después del verano. Deberá pasar primero por una comisión que elabore las conclusiones que debería aprobar el pleno para ser remitidas finalmente al Ejecutivo. El informe partirá de la «absoluta normalidad» y será «completamente apolítico» según Villanueva que estaca que «ni en el funcionamiento interno, ni en la elección de los académicos intervienen factores de tipo político».

Calvo anticipo el martes que en cuanto el informe este terminado lo trasladará a las comisiones de Igualdad y Constitucional del Congreso. Precisó que el estudio sobre lenguaje de la Constitución sería «independiente» de otro análisis del contenido político de la Carta Magna de cara a posibles reformas.

A juicio de Calvo la redacción «en masculino» de la Constitución es el reflejo de la sociedad en la que se redactó hace cuatro décadas. «Hablar en masculino traslada imágenes masculinas al cerebro», sostuvo la vicepresidenta que recordó que en la toma de posesión de las titulares de once de los ministerios del Gobierno de Pedro Sánchez «les costó trabajo prometer como ministros» siendo mujeres.

Sarcasmo

En unas declaraciones cargadas de sarcasmo la diputada autonómica madrileña y consejera estatal de Podemos, Clara Serra, agradeció a Pérez-Reverte que amenazara con dejar su puesto en RAE si se revisa la Constitución para adecuarla al lenguaje inclusivo. «De los 46 académicos que tiene la RAE, solo 8 son mujeres. Por eso queremos agradecer al compañero Reverte que esté dispuesto a dar un paso a un lado», dijo Serra. «Seguro que se ha dado cuenta de que faltan muchas mujeres en la RAE y que algunas de las miles de lingüistas de este país puede ocupar su lugar». «Gracias, Reverte, necesitamos a muchos aliados feministas como tú» tuiteó la parlamentaria.

Contenido Patrocinado

Fotos