La Diputación aporta 3,7 millones para 26 monumentos BIC y salvar el «penoso» estado del patrimonio

Reunión de la Diputación de León con Promonumenta. / Inés Santos

Promonumenta denuncia la falta de ayudas y «voluntad» de la Junta para cumplir con su competencia y salvar el patrimonio leonés

RUBÉN FARIÑASLeón

El patrimonio histórico de la provincia no quiere acabar como el castillo de Alcuetas. Para ello, la Diputación de León ha ofrecido cinco millones de euros para su recuperación, a través del Instituto Leonés de Cultura.

En total se han solicitado 90 ayudas, por parte de 68 ayuntamientos. Para alcanzar a todas las solicitudes, la Diputación debería aportar 8 millones, por lo que tendrán que hacer una criba con los monumentos leoneses que se encuentren en situación más crítica.

Deben ser los propios municipios los que pidan unas cuantías que oscilen entre un mínimo de 20.000 euros y un máximo de 200.000 para estos espacios, y acogerse así al Plan de Recuperación del Patrimonio Histórico.

La actuación preferente se llevará a cabo en 26 monumentos de Bien de Interés Turístico, para los que se han dispuesto 3,7 millones.

«Haría falta mucho más»

«Hay tanto que hacer que haría falta mucho más. Hay algunos que se encuentran en serio peligro y la actuación es esencial y de urgencia para evitar lo que ocurrió en Alcuetas», ha apuntado el presidente de Promonumenta.

Desde la asociación que defiende el patrimonio leonés se han destacado cinco inmuebles en estado crítico: la iglesia paleocristiana de Marialba, del siglo IV y que se encuentra al aire libre; la panera del Monasterio de Sandoval; el castillo de Balboa, con un peligro tremendo debido al viento; y el de Alcuetas, para el que ya no sirve el proyecto anterior; y el Palacio de Grajal.

Sin embargo lamentan que San Esteban de Nogales y Llanos de Alba no hayan pedido ayudas a pesar de necesitarla para dos lugares emblemáticos.

Competencia de la Junta de Castilla y León

Además, Promonumenta ha reconocido la labor de la Diputación, a la que ha pedido un esfuerzo más para subsanar «la falta de voluntad y de ayudas» que ofrece la Junta de Castilla y León, a pesar de tener la competencia en esta materia.

Juan Martínez Majo ha señalado que «si nos fiamos de las competencias dejamos que nuestro patrimonio se destruya», por ello aportarán los cinco millones.

El secretario de la asociación, David Gustavo López reconoce que, aunque no es competencia de la Diputación de León «todos sabemos que el patrimonio está en una situación penosa». Además, ha ironizado con la falta de apoyo que llega desde Valladolid. «La Junta es como pedirle algo a los reyes magos, que al finalmente te acaban trayendo carbón, y ya ni eso».

La institución provincial espera así dar un impulso al patrimonio histórico y revitalizar pueblos y monumentos que se encuentran en ‘peligro de extinción’.

Contenido Patrocinado

Fotos