Un siglo, una primera vez y el mahomet más bilbaíno

La Banda Filarmónica de Valencia de Don Juan demostró su siglo de trayectoria estrenándose sobre las tablas del Auditorio Ciudad de León, con la perfecta compañía de la Banda Municipal de Bilbao, en un concierto para disfrutar

Momento del concierto en el Auditorio de León. / Inés Santos
NACHO BARRIOLeón

Hay primeras veces por las que merece la pena esperar, aunque pueda parecer que cien años son demasiados para disfrutar de lo vivido en el Auditorio Ciudad de León. La Filarmónica de Valencia de Don Juan celebró su primer siglo de vida con un concierto especial por varias razones.

La primera de ellas, la más obvia. La noche del domingo fue la primera ocasión en su historia en la que la banda coyantina subía a las tablas de la capital para ofrecer lo mejor de su repertorio. Una ocasión en la que interpretaron con maestría piezas especialmente seleccionadas para dejar al público con el sabor de boca que merecía la fecha.

Dirigida por José Ramón Prieto Sáenz de Miera, la Filarmónica interpretó 'El Coso Coyantino' haciendo bandera de las tierras del sur de León, dando vida a la obra de Restituto Martín Enguita, que fue sin duda uno de los referentes de la formación al haber sido director durante más de treinta años.

'Paradise' de Óscar Navarro, 'Côte D'Or' de Ferrer Ferran y la arriesgada '¡De Fábula!', de David Rivas completaron la actuación de la banda, que deleitó a un público que no dudó en brindar el mejor de los aplausos.

La segunda de las razones para que el concierto fuera especial fue un acierto. La Banda Municipal de Bilbao fue el colofón de la celebración, poniendo sobre las tablas leonesas el saber hacer de un formación experimentada. José Rafael Pascual-Vilaplana sacó el máximo partido a la banda desde el primer momento con 'Mahomet', en cuya elección a buen seguro jugaron un papel importante los origines alicantinos del director, para seguir con la suite para banda 'Ballets' de Miguel Asíns, 'Entornos' de Armando Blanquer y la sugerente 'Tribal Elements'.

Un concierto necesario con el que disfrutar de la música de bandas en un aniversario irrepetible que pone de manifiesto que, a pesar de ser la primera vez de los coyantinos, a buen seguro que no es la última.

Fotos