Muere a los 89 años Fats Domino, padre del rock and roll

Fats Domino actúa en Nueva Orleans. /Lee Celano (Reuters)
Fats Domino actúa en Nueva Orleans. / Lee Celano (Reuters)

El músico de Nueva Orleans rivalizó en las décadas de los 5o y los 60 con Elvis Presley

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Muchos músicos optan al título honorífico de 'padre del rock', pero pocos lo hacen con las credenciales de Fats Domino. El pianista y cantante falleció ayer a los 89 años en su querida Nueva Orleans, su ciudad natal, que no quiso abandonar ni cuando en 2005 fue devastada por el huracán Katrina.

Hijo de un violinista y sobrino de un trompetista, Antoine Dominique Domino aprendió a los seis años a tocar el piano y pronto se subió a los escenarios. Con un estilo peculiar de boogie-woogie, se convirtió en un innovador al usar sus notas de triplete que añadieron un ritmo vibrante a su música.

     Aun de niño, el bajista Billy Diamond, compañero de actuaciones, lo bautizó con su apodo, 'Fats' (Grasas), y él mismo parecía contento con el sobrenombre, porque en 1949 compuso el tema 'The Fat Man', que le dio su fama inicial. La canción, considerada como el primer tema rock de la historia, fue un gran éxito. Acompañado por el publicista canadiense Lew Chudd, que fue su descubridor, Domino firmó por el nuevo sello Imperial Records y durante un tiempo dejó Nueva Orleans para trasladarse a Hollywood. En 1955 publicó otro tema, 'Ain't That a Shame', y se convirtió en el primer artista negro en triunfar para grandes audiencias interraciales en todo el país, participando, por ejemplo, en 'El Show de Ed Sullivan'. Al año siguiente lanzó su primer disco, 'Carry on Rockin', una época en la que también editó una versión de la balada 'Blueberry Hill'. Entre sus grandes canciones figuran 'Blue Monday', 'I'm Walkin', 'Whole Lotta Loving', 'Hello, Josephine', 'Walking to New Orleans', 'I'm Gonna Be a Wheel Some Day' o 'Let the Four Winds Blow'.

     Convertido ya en una superestrella, Fats Domino rivalizó con Elvis Presley: vendió 65 millones de discos, y solo 'El Rey' le superó. En la segunda mitad de los sesenta y en los setenta, su estrella se apagó, pero en los 80 los nuevos rockeros recuperaron su figura. Bobby Darin, Ella Fitzgerald, Ricky Nelson, Tina Turner, John Lennon, Paul McCartney, Sheryl Crox o los T. Rex versionaron alguno de sus temas. Fue pionero en entrar en el Salón de la Fama del Rock and Roll, con Elvis Presley y Chuck Berry, y visitó la Casa Blanca. Con el huracán Katrina le dieron por muerto. Pese a los llamamientos para que abandonara la ciudad, el músico decidió quedarse en su casa, en el Lower 9th Ward, una de las zonas más castigadas por el agua. Los vecinos recuerdan que en aquella época le gustaba dormir a la intemperie en una hamaca. Su agente Al Embry dijo que no había podido hablar con él durante días, pero la CNN desveló después que había sido rescatado por un helicóptero, aunque su casa fue saqueada y de sus 21 discos de oro solo quedaron tres. En 2006 lanzó su último álbum, 'Alive and Kicking' ('Vivo y coleando'), en beneficio de los artistas afectados por la tragedia. En cualquier caso, la vida le regaló 12 años más.

Fotos