Lichis: «Somos esclavos de la forma de consumir del público»

El cantante Lichis./
El cantante Lichis.

El exvocalista de La Cabra Mecánica llega al Gran Café este viernes 18 de mayo para presentar su nuevo trabajo, «Mariposas & Torneos de verano»

S. FERNANDEZ León

Miguel Ángel Hernando, alias Lichis, es natural de Barcelona pero ha sido en Madrid donde ha crecido y madurado. Lichis era la voz de La Cabra Mecánica, grupo que ha dejado atrás para emprender su carrera en solitario. Ahora llega a León para presentar su segundo álbum, «Mariposas y Torneos de Verano». Lejos quedan ya esos ritmos «canallitas», palabra que tanto detesta, para dar paso a sonidos que beben del rock, del country y del blues. Justo antes de subirse al escenario, en plenas fiestas de San Isidro en Madrid, regaló a Leonoticias una bonita conversación.

¿Cómo describe su nuevo álbum?, ¿Qué es Mariposas?

Este es mi segundo álbum completo que saco en solitario, lanzamos primero un LP que era «Mariposas» y ahora otro que era «Torneos de verano», la unión de los dos forma este nuevo trabajo. Es un disco continuista que sigue la línea del primer álbum «Modo avión» que era un disco de música americana, que bebe del rock, del country y del blues. Si tuvieses que poner alguna diferencia es que este nuevo disco cruza el charco hacia la música británica.

El test de leonoticias a Lichis

Una bebida:
Bitter Kas
Una Comida:
La pasta
Una película:
¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú - de Stanley Kubrick
Un libro:
La conjura de los necios de John Kennedy Toole
Una canción:
Something de los Beatles
Una canción para estos días que estás alegre:
Morning Glory de Oasis
Una canción para enamorar:
Cualquiera de Leonard Cohen
Una canción para un día de bajón:
También cualquiera de Leonard Cohen
Si no se hubiese dedicado a la música que sería de Lichis:
Estaría trabajando en Mercamadrid y escribiendo una novela e intentado que me la publicaran
Lo mejor de tener tu propio grupo de música:
El vértigo
Lo peor de tener tu propio grupo de música:
El vértigo

¿Cuál es la razón de presentarlos en dos partes? Mariposas y torneos de verano

Creo que hay una saturación de oferta, muy buena pero aborrotada. Vivimos un momento de eclosión y creatividad agudizada por la crisis en la que cada día hay una mayor propuesta, por ello, sacar muchos temas hace que el oyente no le permita oírlos en profundidad. Además, un disco largo hace que termines las canciones a contra natura.

La forma de consumir música, ¿hace que las canciones no se valoren lo suficiente?

Somos esclavos de la forma de consumir del público, de sus gustos y de lo que quiere. Esto es algo que el músico tiene que tener en cuenta

En la era digital, ¿qué lugar ocupa el disco?

Al final me he quedado en un término medio, utilizo las plataformas digitales para escuchar novedades y poder oír cosas que seguramente no compraría. Quizá con el tiempo uno se vuelve más exclusivo y excluyente en sus gustos pero como músico tienes que estar abierto a nuevas cosas. Yo personalmente sigo comprando discos, para mi es importante la mística de adquirir un disco, ponerlo en mi equipo, escucharlo, ver la letras. Aparte, por una cuestión de calidad, las nuevas plataformas alteran el sonido.

«Un disco largo hace que termines las canciones a contra natura»

«Un disco largo hace que termines las canciones a contra natura»

Las canciones que ahora hace, ¿representan una huida hacia adelante con respecto a las que hacía en la Cabra Mecánica?

La mayor parte de la gente que se va mosqueada de los conciertos porque no toco canciones de la Cabra Mecánica no se dan cuenta de que estoy tocando ocho canciones de ese grupo. Lo que pasa con la Cabra es que de los siete discos que hicimos sólo uno alcanzo cierta notoriedad, y en particular unas canciones con un estilo muy concreto. Hay muchas canciones de la Cabra Mecánica que podían formar parte de mi actual trabajo. La diferencia es que ahora no toco «La lista de la compra».

¿Esto le ha costado entenderlo al público?

Le ha costado y poco a poco lo voy remontado, pero ha sido duro.

¿Tuvo miedo a defraudar cuando iniciaste tu andadura como solitario?

No miedo no. Lo artistas no vivimos en el olimpo de los dioses, cuando uno llega a una edad, ya has hecho una puesta en tu vida en la que no hay vuelta atrás. Tengo tres hijos y una casa que pagar, quizás la presión venga más de ahí, que de la puramente artística. La artística ha sido hacer lo que el corazón me pedía, siempre lo he hecho así con la esperanza de que eso que yo siento, lo experimente también el oyente.

«Hay muchas canciones de la Cabra Mecánica que podían formar parte de mi actual trabajo. La diferencia es que ahora no toco La lista de la compra».

«Hay muchas canciones de la Cabra Mecánica que podían formar parte de mi actual trabajo. La diferencia es que ahora no toco La lista de la compra».

En 2013 integró el supergrupo La pandilla voladora junto a Albert Pla, Muchachito Bombo Infierno, El Canijo de Jerez de Los Delinqüentes y Tomasito, ¿cómo fue? y ¿se volverá a repetir?

Te lo contaré con un ejemplo. De pequeño mi madre me llevo al parque de atracciones y me montó en la montaña rusa, y al bajar mi madre me preguntó, -¿te ha gustado?-, yo le respondí, Sí, pero no pienso volver a subir nunca más.

Hay nuevos proyectos a la vista

He vuelto con mi banda de blues y tengo la intención de sacar un nuevo LP a finales de año

Contenido Patrocinado

Fotos