Javier Vialba: «Me gusta aprender, ponerme a prueba y concederme el derecho a errar»

Javier Vialba./
Javier Vialba.

'El Meister' es el proyecto en solitario del líder de 'Arizona Baby' y 'Corizonas' que viene a León, este jueves 8 de marzo, a presentar en primicia su nuevo LP 'Fantasmagoría'

SANTIAGO FERNÁNDEZ

Javier Vialba es un artista fácilmente reconocible, no sólo por su famosa barba, si no por ser uno de los músicos más productivos del panorama español. El Meister es el proyecto en solitario de este joven artista que estará en León el próximo jueves 8 de marzo.

Un concierto que servirá como excusa para presentar, en primicia, su nuevo álbum 'Fantasmagoría', que saldrá a la luz el próximo 23 de marzo. El Gran Café será el encargado de acoger los sonidos más oscuros de este cantante, compositor y productor de Arizona Baby y Corizonas, además de productor de Ángel Stanich.

Vialba no esconde su alegría de volver a actuar en León, «uno de las zonas que puede presumir de tener una gran cultura musical», afirma el vallisoletano. Eventos como Purple Weekend, o el Freakland Festival, añadido a grupos de la talla de Flechazos, The Crepitos o Cooper son los culpables del amor que siente por esta tierra.

«Valladolid y León son dos ciudades semejantes en la cultura musical, donde ante la adversidad han sabido sacar creatividad», detalla Vialba. Este artista representa la música más underground, donde se premia el directo, «cuando piensas global y actúas local surgen estos fenómenos», detalla.

Este cineasta musical presenta en León lo que define como un mediometraje, después de haber estado proyectando por todas las salas del país su primer largometraje 'Bestiario', un disco heterodoxo donde a través de fabulas infantiles en los que los animales sirven de metáfora para explicar la condición humana, de una forma fácil. La mezcla de estilos musicales es un referente de este álbum. «Folk, flamenco, rancheros tienes ese componente de riesgo que es muy estimulante, me gusta aprender ponerte a prueba y concederme el derecho a errar».

La humildad se le reconoce a en cada palabra, a 2018 sólo le pide que la música le lleve a más puntos geográficos.

Contenido Patrocinado

Fotos