'Yo fui a EGB' se convierte en música

Ana Torroja (i) y Alejandro Sanz, en un concierto. /Mario Ruiz (Efe)
Ana Torroja (i) y Alejandro Sanz, en un concierto. / Mario Ruiz (Efe)

Un concierto con artista como Ana Torroja, Olé Olé o Sabrina es el nuevo proyecto de los autores de los cuatro libros que recuperan la nostalgia por los 80

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Nació hace cinco años como una cosa pequeña, la idea de dos amigos para pasar un buen rato, y se ha convertido en un enorme artefacto que mueve a 1.300.000 seguidores en Facebook y 146000 en Twitter. Se trata de 'Yo fui a EGB', un proyecto que, sostenido por la nostalgia de los que fueron niños en los años 70, 80 y 90, ha crecido hasta convertirse en cuatro libros, una agenda, un programa de televisión que se emite en Navidades y ahora, un gran concierto. Será el 27 de enero en el Palacio de los Deportes de Madrid y participarán algunas de las estrellas musicales de la época: Ana Torroja, cantante de Mecano, el Olé Olé de Vicky Larraz, La Frontera, La Guardia, Sabrina... Un concierto que además será una experiencia, con homenajes a 'Regreso al Futuro', Queen, Abba o Mazinger Z.

«Esto nos da sorpresas constantes», dice Javier Ikaz, la mitad de 'Yo fui a EGB'. «Queríamos hacer algo que sirviera para hablar de nuestra infancia porque sabíamos que la gente tenía ganas de recordar, de compartir las cosas que estaban en el inconsciente colectivo. Pero de la Bola de Cristal hemos pasado a algo mucho mayor», explica Ikaz. «A 'Yo fui a EGB' le dedicamos las 24 horas del día porque hay una gran interactividad con la gente», destaca su compañero, Jorge Díaz.

Encontrar los recuerdos, los objetos, los regalos, las promociones, que unen a toda una generación no es tarea fácil. Ikaz y Díaz parten de su propia memoria y la de sus amigos y familias, de internet, por supuesto, y también, de la gran comunidad que han creado. Como su último hallazgo, dos paquetes de caramelos Chimos, los que tenían un agujero en el medio, que los propietarios de un bar hallaron detrás de una cafetera que iban a cambiar. «No sé cómo en 30 años no se han derretido», bromea Ikaz.

Los creadores de 'Yo fui a EGB' opinan que no será fácil que las siguientes generaciones tengan su propia ola nostálgica. «Antes éramos todos más homogéneos. Había dos televisiones y si un humorista decía una cosa, al día siguiente todos repetíamos las mismas frases. Ahora hay mucho más individualismo», cuenta Ikaz. «En nuestra época», continúa Javi, «los niños no dejamos de ser niños. Ahora tienen teléfonos, tabletas... Nosotros éramos más ingenuos, y eso estaba bien, aunque no creo que aquellos tiempos fueran mejores». Él recuerda con especial cariño los cumpleaños con triángulos de Nocilla, Tang y ganchitos, y todos los primos jugando en el pasillo de la casa, algo que con los 'chiquipark' se ha perdido. Díaz, por su parte, reflexiona sobre el hecho de que en los años 80, cada niño tenía solo 20 o 30 fotos, en contraposición a las miles de fotos que cualquier pequeño tiene ahora.

Las entradas para el Palacio de los Deportes ya están casi completamente vendidas y desde 'Yo fui a EGB' ya plantean que esa actuación se convierta en una gira que pueda llegar a otras ciudades españolas.

Contenido Patrocinado

Fotos