La Fundación BBVA avala la música 'ecotecnológica' de la finesa Kaija Saariaho

La compositora finlandesa afincada en Francia Kaija Saariaho.

La compositora obtiene el Premio Fronteras del Conocimiento por «borrar» los límites «entre la música acústica y la electrónica»

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

«Mi música es fruto de una incesante reflexión sobre el sonido», asegura Kaija Saariaho (Helsinki, 1952), compositora finlandesa afincada en París y ganadora del Premio Fronteras del Conocimiento de Música Contemporánea. Dotado con 400.000 euros y otorgadopor la Fundación BBVA, se lo adjudicó por «borrar las fronteras entre música acústica y electrónica» combinando arreglos electrónicos y sonidos generados por ordenador con instrumentación clásica y fenómenos naturales, como el murmullo del viento sobre el agua.

Saariaho es la segunda mujer que gana este galardón que falló este miércoles su décima edición y que el año pasado fue para la rusa Sofia Gubaidulina. Según el jurado la música de Saariaho «tiene una calidad única que es casi tan visual como sonora» y en sus composiciones «la imaginación juega un papel primordial».

«Amo la música desde que tengo memoria. Mi madre me contó que por las noches, cuando me acostaba, empezaba a imaginar que escuchaba música sin parar. No me podía dormir y por eso le pedía que 'apagara la almohada'. La música siempre ha estado en mi mente y mi imaginación», explicó Saariaho mediante una videoconferencia tras el fallo.

«Agradecida e impresionada» por un galardón que recibe «por su entrelazado perfecto entre los mundos de la música acústica y la tecnología», lo compartió con los colaboradores que difunden su obra, como el español Ernest Martínez Izquierdo, que ha dirigido todas sus obras.

Saariaho estudió en la Academia Sibelius de Helsinki con Paavo Heininen y completó su formación en Alemania y París, estudiando alos compositores 'espectralistas' e incoporando la electrónica y el sonido generado por ordenador como ingrediente más de su música.

«Muy sensible a la naturaleza» su temprana obra 'Lichtbogen' (1986), se inspiró en la aurora boreal. Logró un éxito global con su primera ópera, 'L'Amour de loin' (2000), con libreto de Amin Maalouf. Estrenó luego otras tres: 'Adriana Mater' (2006), 'Émilie' (2010) y 'Only the Sound Remains' (2015), en las que aborda el amor y la muerte, «grandes misterios que forman parte de nuestras vidas». Trabaja ya en su quinta ópera.

Contenido Patrocinado

Fotos