El alegre 'vuelo' de Malikian conquista el corazón de León

El artista libanés Malikian. /
El artista libanés Malikian.

El artista libanés congrega con la magia de su violín a cerca de 4.000 leoneses en una noche mágica llena de ilusión, baile y música

J.C.León

Malikian, 'armado' con su violín, es un virtuoso. ¿De la música? Por supuesto, de la música y de mucho más porque el artista libanés en realidad es un completo mágico que se lleva por delante a todo el público desde el primer instante.

Ocurrió, de nuevo, en la noche de este viernes, cuando cerca de 4.000 personas se dieron cita en el Palacio de los Deportes de León para vivir una jornada única con un artista -con mayúsculas- sobre el escenario.

De Malikian se puede intentar explicar todo, pero casi es imposible porque su facilidad para hacer un espectáculo desde las cuerdas de su violín es tremenda. Y si a ello se une su capacidad para 'acompasar' cuando sucede con 'vuelos', gestos y todo tipo de pequeñas coreografías el resultado es fantástico.

Todo magia

Apareció sobre el escenario en León y a partir de ahí todo fue mágico. Agradeció la asistencia de un León que le quiere con locura y a continuación tocó la fibra con Kach Nazar, una melodía a la que siguió Broken Eggs, un tema rockero que derrochaba energía sobre el escenario.

Malikian tampoco dudó en ofrecer composiciones propias (Con mucha nata o Bourj Hammound) y todo rodeado de ese virtuosismo que sólo acompaña a los más grandes.

Pureza musival

Hubo 'Requiem para un loco', 'La danza del percebe' y 'Life on mars, Bowie' o 'El vals de Kairo', y cada una de ellas tuvo una especie de efecto contagio que llegó hasta la última silla de un Palacio de los Deportes que presentaba una entrada próxima al lleno.

El reloj caminaba hacia la medianoche cuando el público abandonaba el 'auditorio' con una sonrisa, mitad alegría, mitad entusiasmo, mitad sensación de pureza musical. Y eso es Malikian, pureza musical y 'vuelo' sobre el escenario.

Contenido Patrocinado

Fotos