Leonoticias

vídeo

Sandra Bensadón posa con su libro. / Inés Santos

Nacha Pop, al natural

  • Sandra Bensadón presenta su álbum fotográfico 'No, no me olvido' con imágenes inéditas del popular grupo madrileño | «No son las típicas imágenes. Son distintas, naturales, de un grupo de amigos», explica la autora

Quizá ella era la chica de ayer, pero de lo que no cabe duda es de que Sandra Bensadón es la chica de Nacha Pop. La autora del álbum fotográfico ‘Nacha Pop. No, no me olvido’, que está a la venta desde el 26 de septiembre, ha sido una íntima compañera del popular grupo madrileño, desde sus inicios hasta su reencuentro. En tanto tiempo, ha vivido multitud de momentos únicos con los integrantes del grupo que guarda en fotografías que, ahora, pueden disfrutarse en esta colección publicada por la editorial leonesa Chelsea.

Recuerda la llamada de Nacho García Vega, su cuñado durante muchos años, con motivo del 35 aniversario del grupo. Le habían pedido fotografías para un reportaje en una revista y él quería que aparecieran todas las épocas de Nacha Pop. «Y la única que la tenía era yo», asegura Bensadón.

«Tuve que bajar al trastero, rebuscar entre los negativos de los años 80 y ver lo que había. Tenía más fotos de las que recordaba y no sabía qué hacer con tanto material», explica. Entonces entraron en escena sus hijos, que le propusieron editar un libro con todos esos recuerdos.

Toque leonés a una colección única

«No sabía cómo hacerlo, así que recurrí a internet, contacté con la editorial Chelsea y me respondieron que quería ver esas fotos. Así que me cogí el ordenador y me fui con las fotos a ver a Cooper, el representante de la editorial. Las vio, callado al acabar medio que habría tortas para editar este material y que le encantaría poder hacerlo él», relata.

Todo tipo de momentos e historias de Nacha Pop aparecen en las más de 150 páginas de este álbum, que cuenta como unos jóvenes madrileños comenzaron a tocar por diversión para acabar siendo un mito de la música española. «No he contado las fotos, son imágenes de ocho o diez sesiones», señala Bensadón, que afirma que su afición a la fotografía comenzó con ellos, luego se detuvo y regresó con el reencuentro de Nacho Pop. «Me dieron una réflex, me emocioné y, desde ese momento, me dedico profesionalmente a la fotografía», agrega.

«Son fotos que ahora sacarías con un móvil»

Pero, ¿qué fotos se pueden ver en este álbum? La autora las describe como «las típicas imágenes que sacarías ahora con el móvil si te vas con los amigos». El libro empieza con fotos de Nacho en 1977, con 16 años, en el sótano de la abuela de un amigo que se lo dejaba para ensayar. «Otras son de días que íbamos al campo, todas de ese tipo. Había días que quedábamos y me llevaba la cámara. Las hacía para regalárselas… hasta que un día me encargaron la portada de su disco», recuerda.

Pero hay una imagen a la que tiene especial cariño. «Tenían una entrevista en TVE y fuimos todos los amigos. Al terminar, encontramos unos decorados abandonados en Prado del Rey, nos hicimos allí una foto… y alguien sacó una imagen mía rodeada por todos los integrantes de Nacha Pop», explica.

Este libro es un recorrido por el otro Nacha Pop. Bensadón asegura que puede interesar sobre todo a los seguidores del grupo, porque el 95% de las imágenes son «inéditas, muy naturales y distintas». Y es que para la autora, este grupo no es una leyenda de la música española, son, simplemente, sus amigos. «Cuando estás con ellos desde el principio y les ves crecer, no te das cuenta cuándo llegan a ser un mito».