Leonoticias

'You Want It Darker', el sereno epílogo de Leonard Cohen

Cohen llora durante un homenaje en Gijón.
Cohen llora durante un homenaje en Gijón. / Reuters
  • La canción simbolizó la despedida que el artista entregó al mundo en el disco homónimo, editado en octubre y que quedará para la eternidad como su epílogo musical

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

"Estoy preparado, mi Señor". Este tenebroso verso de la canción 'You Want It Darker', en la voz estremecedora y abismal de Leonard Cohen, simbolizó la despedida serena que el artista entregó al mundo en el disco homónimo, editado en octubre y que quedará para la eternidad como su epílogo musical.

Todas las reseñas y comentarios acerca del último disco de Cohen enfatizaron el aroma de adiós que desprendía "You Want It Darker", un disco cuyas metáforas apuntaban a la desaparición y la muerte con llamas que se apagan, partidas que se terminan o amores que se desvanecen. Esas interpretaciones cobraron más fuerza gracias a un excelente perfil de David Remnick publicado en la revista The New Yorker, en el que Cohen aseguró con contundencia y tranquilidad que estaba "preparado para morir".

Pocos días después, Cohen participó en un acto con un grupo selecto de medios de comunicación celebrado en la residencia del cónsul canadiense en Los Ángeles. "Dije recientemente que estaba preparado para morir y creo que estaba exagerando (...). Tengo la intención de vivir para siempre", afirmó con ironía Cohen, quien en el mismo evento, en el que engatusó a los periodistas con un derroche de elegancia e inteligencia, subrayó divertido su intención de vivir "ciento veinte años".

Pese a ello, era inevitable pensar en la muerte con un disco que abre con 'You Want It Darker', un single que parece extraído de un réquiem y que envuelve la profunda voz de Cohen en coros monásticos y un órgano espeluznante. Prisioneros en fila, luchas espirituales contra los demonios, "una canción de cuna por el sufrimiento" o "un millón de velas ardiendo por una ayuda que nunca vino", son algunas de las siniestras imágenes que desfilan por una canción digna de los momentos más brillantes y sobresalientes de su autor.

Y si la obra del canadiense se sustenta en dos columnas, la existencial y la romántica, con 'You Want It Darker' Cohen tampoco dejó pasar la oportunidad de demostrar que su voz era una de las más seductoras y exquisitas de la canción popular del siglo XX. Así, en el tema 'If I Didn't Have Your Love' se dejaba llevar por la nostalgia y el amor sin reservas al imaginar soles sin luz, noches eternas, mares secos y flores hechas de piedra que habrían tenido lugar si no se hubiera enamorado.

La reflexión del que echa la vista atrás, de quien hace balance de su vida y se quita el sombrero antes de cerrar la puerta sobrevuela un disco que, musicalmente, bebe de varias fuentes: el sonido oscuro cercano a 'I'm Your Man' (1988), la influencia mediterránea de 'Traveling Light', la huella soul de 'On The Level' o los adornos de cuerda de 'Steer Your Way'. Esta última canción es una de las que presentaba un contenido espiritual más evidente del álbum, aunque Cohen, en el mismo acto celebrado en Los Ángeles, no quiso definirse a sí mismo como "una persona religiosa" con "una estrategia espiritual".

"Siento que es el vocabulario con el que crecí, este paisaje bíblico es muy familiar para mí. Es natural que use esos puntos de referencia, una vez que son universales y que todo el mundo las entiende", argumentó Cohen quien, como David Bowie hizo en enero con su disco final 'Blackstar', pudo ofrecer 'You Want It Darker' como despedida de lujo a sus, desde hoy, huérfanos seguidores.