«Hay más manipulación que nunca»

La artista plástica Concha Jerez./Isabel B. Permuy
La artista plástica Concha Jerez. / Isabel B. Permuy

La artista plástica Concha Jerez gana el Velázquez de Bellas Artes por su rigor, su compromiso y la crítica social de su obra

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Como la inspiración a Picasso, a Concha Jerez (Las Palmas, 1941) la encontró el Premio Velázquez de Artes Plásticas 2017 trabajando. Pero después, y ya con el galardón más importante de su disciplina en el bolsillo, la artista se fue a hacer la compra. «Eso de que los creadores estamos en una torre de marfil es una tontería. Los artistas estamos en el mundo y tenemos números rojos, igual cualquier otro ciudadano», explica Jerez, en un discurso que entronca directamente con su nueva exposición en el Centro Atlántico de Arte Moderno de su ciudad natal. La muestra 'Interferencias' explora la relación entre el arte y el mundo, «una relación que no solo tiene que no solo tiene que ser política, sino también estética».

El jurado que distinguió a Jerez con el Velázquez destacó «el rigor y compromiso de sus arriesgados planteamientos estéticos (...), así como el carácter innovador de sus propuestas». Concha Jerez pertenece a la primera generación que en España se adscribió al arte conceptual, un camino que abrió junto a la producción Fluxus y al grupo ZAJ. «No me considero una pionera. Había muchos grupos que empezábamos en Madrid, en Barcelona y en el País Vasco», recuerda Jerez, que desmonta un par de tópicos más. El primero, el riesgo que le atribuye el jurado: «Yo he hecho siempre lo que me ha parecido oportuno y no lo he entendido como un riesgo. No me decía 'voy a hacer algo arriesgado'», bromea. Y también rechaza que el arte conceptual en España fuera, en sus inicios, algo tan minoritario como hace creer la leyenda: «El público respondía bien. De hecho, quizá ahora responde peor. La gente estaba abierta a todas las propuestas».

Más información

Jerez se licenció en Ciencias Políticas y cursó la carrera de piano en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. Además, ha sido profesora asociada de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Salamanca entre 1991 y 2012. Ahora, según cuenta, vive de la pensión de 1.300 euros que le quedó como docente y no se puede permitir «ningún lujo». Por ejemplo, ir a la última Bienal de Venecia. Por eso, los 100.000 euros del premio, como si fuera la lotería, le servirán para «tapar agujeros».

«En España hay muy buenos creadores, pero no se facilita la producción. Tenemos museos en unos edificios fantásticos, pero no hay dinero para llenarlos con exposiciones. La marca España se ha olvidado de los creadores», se lamenta Jerez. «Nuestra sociedad debe preguntarse cómo vive un artista, cuánto gana por su trabajo, y cuánto gana un futbolista», agrega.

Desde 1976, la artista canaria explora el territorio de la instalación in situ a través de proyectos de gran envergadura. Su trabajo se caracteriza por la utilización de un amplio repertorio de intereses y medios que abarcan la imagen fija y en movimiento, el texto impreso y el trazo, la palabra y el silencio, el ruido y la música, los objetos encontrados, las acciones y la performance, y siempre en diálogo con los espacios físicos. «Desde la práctica artística, Jerez traza estrategias de resistencia y desmantelamiento de los discursos dominantes, introduciendo a menudo el concepto de interferencia», destaca el Ministerio de Cultura.

La crítica social es una temática constante en su obra: ha analizado los mecanismos de censura y autocensura, la sociedad de consumo, el poder de manipulación de los medios de comunicación para moldear el pensamiento, las diversas formas de control que el poder político y económico ejerce sobre los individuos, la vigilancia y el sofisticado control que se practica en las sociedades desarrolladas.

«La manipulación se ha acrecentado y la autocensura está más presente que nunca. No solo no ha disminuido, sino que ha crecido, por ejemplo, en el ámbito laboral. Los grupos de poder y las entidades económicas saben que la democracia se gana con votos y que tienen que manipular», apunta Jerez, que cree que el arte se encuentra «en un momento estupendo». «El arte es un modo de conocimiento y un modo de que la gente se pregunte cosas. Estamos en una época perfecta para ello».

Exposiciones y premios

Jerez realiza obras individuales diversas, de forma continuada desde 1973, en España, Portugal, Francia, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Italia, Alemania, Austria, Polonia, Serbia, República Checa, Estados Unidos, México, Argentina, Venezuela y Colombia. Concha Jerez ha sido invitada a participar como artista en eventos, exposiciones y festivales relevantes de todo el mundo. En los últimos veinticinco años ha desarrollado también importantes proyectos internacionales en colaboración con el artista y compositor José Iges.

Sus obras forman parte de las colecciones permanentes de importantes museos europeos como el Moderner Kunst Museum de Nörkoping (Suecia), Museo Vostell Malpartida (Cáceres), Staatsgalerie Stuttgart, Museum Wiesbaden, Artium (Vitoria), el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, el Museo de Bellas Artes de Santander, el Museo Casa Natal de Jovellanos, Museo de Arte Contemporáneo de Vilafamés y el MUSAC de León, así como en diferentes colecciones corporativas y privadas: Colección La Caixa, Colección de Arte Contemporáneo Comunidad de Madrid, Caja Burgos, Biblioteca Nacional, Brigitte March de Stuttgart , Schüppenhauer de Colonia, Pilar Citoler y Colección Lafuente, entre otras.

Medalla de Oro al Mérito a las Bellas Artes 2011, Premio MAV 2012 en reconocimiento a su trayectoria como artista, fue galardonada en 2015 con el Premio Nacional de Artes Plásticas «por su dimensión pionera en el usa de las tecnologías, por ser representativa de una generación de artistas que ha marcado el tránsito de la era analógica a la cultura digital, con sus investigaciones, creaciones e innovaciones. Por su transformación del lenguaje artístico en el usa de los distintos formatos, desde lo escrito a lo audiovisual pasando por lo sonoro y por su constante conciencia crítica que expresa una fecunda relación entre el arte, la cultura y la vida de nuestro tiempo».

Temas

Premio

Fotos