Sosa Wagner: «Con Cataluña siempre ha habido diálogo o imposiciones»

Francisco Sosa Wagner presenta su nuevo libro, 'Memorias dialogadas', en las que a modo de conversación relata capítulos de una trayectoria repleta de momentos

Antonio Silván y Francisco Sosa Wagner, durante la presentación. / Noelia Brandón
N. BARRIO León

Bien podría decir Francisco Sosa Wagner aquello de 'confieso que he vivido' ya que, como el mismo dice, «estoy muy contento con la vida, porque me ha tratado muy bien». A priori, parece un buen motivo para confiar en las memorias del catedrático, que han visto la luz en fechas recientes.

El Albéitar ha sido el escenario de la presentación de 'Memorias dialogadas', su nueva obra, en la que Sosa Wagner desarrolla un diálogo al estilo europeo. «Es una forma de presentar las memorias de una forma que es frecuente en Francia, a modo de conversación, porque se genera una charla que va trenzando las memorias de forma más ágil y seductora».

Así, rodeado de amigos y seguidores, Francisco Sosa Wagner explicó que en el libro «hago una descripción de una vida movida, porque nací en el Marruecos español, lo que me permitió no tener dogmatismos al jugar con niños de diferentes religiones».

Pero no solo son anécdotas, ya que en 'Memorias dialogadas' también hay espacio para una vida política. «Es un caleidoscopio bastante nutrido de historias y conocimiento de gentes», donde se entremezclan momentos y amistades, como la que mantuvo con Arzalluz «antes de que se dedicara a disparar contra los intereses de España».

También, cómo no, hubo tiempo para el análisis de la actualidad. Preguntado por la situación en Cataluña, apuntó a que «los nacionalistas separatistas catalanes son señores que han gobernado toda la vida y han condicionado todos los gobiernos. Piden diálogo, que lo han tenido toda la vida o si no sus imposiciones. Lo que les interesa, si tienen dos dedos de frente, es quitarse el artículo 155 para seguir haciendo lo que les da la gana».

La presentación del libro contó con las palabras del alcalde de León, Antonio Silván, quien fuera alumno del profesor y del que guarda grandes recuerdos, desde la admiración de estudiante a maestro. «Siempre conviene escuchar a Paco Sosa, porque es un político no ejerciente que ejerce y da una vista privilegiada y atinada de la realidad».

Unas memorias para tratar de compilar una vida movida, como él mismo relata.

Varios momentos de la presentación.

Contenido Patrocinado

Fotos