Salman Rushdie entona su réquiem por el sueño americano

El escritor angloindio Salman Rushdie./Eloy Alonso (Reuters)
El escritor angloindio Salman Rushdie. / Eloy Alonso (Reuters)

Satiriza a la cambiante la sociedad estadounidense en su viaje de la era Obama a la de Donald Trump. 'La decadencia de Nerón Golden' es la décimosegunda novela del escritor angloindio

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

El sueño americano puede tornarse en pesadilla cuando los supervillanos toman el poder. Ese es, en parte, el sarcástico argumento de 'La decadencia de Nerón Golden' (Seix Barral), la nueva novela de Salman Rushdie (Bombay, 1947). El escritor angloindio entra en el terreno del thriller y la sátira política para trazar un épico y grotesco retrato de los Estados Unidos, de su cambio de piel y horizonte en los ocho años que median de la toma de posesión de Barack Obama a la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. Entona Rushdie su particular réquiem por el sueño americano a través de una adinerada familia india que llega Nueva York huyendo de la fatalidad, con el terrorismo islámico y la basura informativa como telón de fondo.

La crítica anglosajona no tardó en comparar con 'El gran Gatsby' y 'El Padrino' esta saga de Rushdie en torno a la familia del potentado inmigrante indio Nerón Golden -un Vito Corleone del siglo XXI- y sus hijos Plinio Apuleyo (Apu), Petronio (Petya) y Dionisio (D). Los Golden, que ocultan su pasado y su origen, se instalan en un exclusivo barrio neoyorquino tras huir de Bombay después de que la madre fuera asesinada en los ataques terroristas de 2008. Llegan el mismo día que Obama toma posesión y les seguimos durante el ascenso al poder de su sucesor, Donald Trump.

«Igual que las películas, Washington ha sido conquistado por los cómics. Estamos gobernados por supervillanos», advirtió el escritor en la radio de la CBS al presentar su novela. Rushsie recrea unos años cruciales, de la esperanza de Obama a la bufonada de Trump, a través de literatura, el cine, la cultura y la política. Satiriza la ola neoconservadora y anticipa hechos como un tiroteo en la noche de Halloween que deriva en una matanza como la vivida hace apenas una semana en Nueva York.

En la galería de personajes de la novela destaca el narrador, René, un joven cineasta neoyorquino, vecino de los Golden, que se verá involucrado en los oscuros asuntos de una familia «llena de secretos y condenada a la tragedia». Mientras prepara una película sobre el adinerado clan, será testigo de los crímenes, infidelidades y traiciones que se suceden en su seno.

La caída de su patriarca, Nerón Golden, es el espejo de la llegada de Donald Trump al poder, de los radicales cambios en la sociedad estadounidense y del asalto al poder de los supervillanos del cómic. Un Trump trasmutado en la novela en un magnate inmobiliario llamado Joker que irrumpe en la Casa Blanca con un estrafalario tupé verde, del color del dinero. Un 'meme' que hizo furor en internet.

«No creo que Trump sea interesante como persona. Tiene poder, pero carece de interés», aseguró el escritor en la pasada feria de Fráncfort al presentar su décimosegunda novela y hablar de las similitudes entre su caricaturizado personaje, secundario en el relato, y el controvertido mandatario norteamericano. «Lo único que tienen en común es que ambos trabajan en el negocio inmobiliario y tienen una mujer del este de Europa, que es como un trofeo que han ganado. Por lo demás, son totalmente diferentes», planteó Rushdie.

En su repaso a ocho años «de una cultura de la ignorancia agresiva», Rushdie da cuenta del auge del Tea Party y de cómo el nuevo y radical conservadurismo supremacista aupó a Donald Trump al poder a lomos de la 'posverdad'. Aborda las nuevas políticas de género y la reacción contra la corrección política en el ascenso y aterrizaje en la Casa Blanca de «un villano maleducado y ambicioso, narcisista, experto en manipular los medios de comunicación, maquillado como un deportista y de pelo oxigenado».

'Hijos de la medianoche', consagrado como el mejor premio Booker de la historia, lanzó la carrera de Rushdie y lo convirtió en un narrador de prestigio global. Pero se hizo universalmente conocido con 'Los versos satánicos', la novela que encolerizó al mundo islámico y al ayatolá Jomeni, el implacable mandatario religioso iraní que condenó a muerte al escritor con una fetua decretada en 1989 y nunca derogada. Obligado a vivir en la clandestinidad durante años, Rushdie no logró reeditar éxitos parejos con novelas como 'Vergüenza', 'Harún y el mar de las historias', 'El último suspiro del Moro', 'El suelo bajo sus pies', 'Furia', 'Shalimar el payaso', 'La encantadora de Florencia', 'Luka y el Fuego del Vida' y 'Dos años, ocho meses y veintiocho noches', publicada en 2015.

Traducido a más de cuarenta idiomas, recurrente aspirante al Nobel de Literatura -«que nunca me darán por miedo a los islamistas»-, Rushdie es Caballero de la Orden del Imperio Británico y tiene galardones como el Hans Christian Andersen, el Wittbread o el Grinzane de Cavour.

Fotos