David Safier: «Hay que hacer todo lo posible para meter a la extrema derecha en la botella»

David Safier, novelista alemán. / R. C.

El novelista alemán apuesta una vez más por la comedia en 'Y colorín, colorado... Tú' en el que mezcla sueños, príncipes y convivencia

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

Hace más de dos semanas, las elecciones generales en Alemania confirmaron lo que las encuestas ya pronosticaban: la extrema derecha Alternativa para Alemania (Afd) entraba en el Parlamento alemán. Era la primera vez desde la Segunda Guerra Mundial que un partido de estas características tenía representación a nivel nacional. «Yo he crecido en una sociedad donde entre el 20% y el 30% de la población es racista», afirma con contundencia David Safier (Bremen, 1966) y uno de los escritores alemanes más leídos en el mundo.

«Lo que ha cambiado es que esa tendencia (xenófoba) se ha manifestado en las redes sociales y con la crisis de los refugiados», explica el escritor, que señala que la situación es «curiosa» porque no tienen un «líder carismático» y solo han traducido ese descontento en un 12% de los votos.

No obstante, Safier asegura que «hay que hacer todo lo posible para meter ese espíritu en la botella» y reconoce que no escribiría una novela al respecto. «Una especie de serie, tal vez sí. Gente en un bar, hablando.», especula el escritor, que regresa a las librerías con mucho humor y con una historia que parte del absurdo para convertirse en algo más serio. «Trata sobre la convivencia», resume explícito Safier sobre 'Y colorín, colorado... Tú' (Seix Barral), una novela de sueños y príncipes. Nellie, dibujante de cómics, roba un viejo cuaderno tibetano a uno de sus artistas favoritos. Harta de decepciones amorosas, dibuja en el bloc a Retro de Amanpour, su príncipe azul de un reino imaginario. Al día siguiente, Retro está vivo, a su lado, con su cota de mallas y espada incluidos.

De fondo, afirma el autor de 'Maldito Karma', está la convivencia, «el saber convivir». «Es mi código fuente», comenta Safier. Porque la convivencia es parte de la historia de su familia. Su padre era un judío que tuvo muchos problemas. «Fue muchas cosas, incluso alcohólico», confiesa. Su madre perdió a su primer marido por culpa del cáncer Y cuando se conocieron, la madre de Safier le exigió a su padre dejar la bebida para poder formar una familia. «Convivencia», repite el autor, que tiene claro qué dibujaría en el cuaderno tibetano de su protagonista. Un rayo para que las personas fueran mucho más amables.

El éxito de Safier es global. Su primera novela, 'Maldito Karma' lleva más de sesenta ediciones en español y, en conjunto, sus libros se han publicado en treinta países. Uno de ellos, 'La familia feliz' está triunfando en América del Sur. Eso le ha llevado a Safier a plantearse hacer una segunda parte, algo que no habían pensado hasta viajar a Madrid. Además, está trabajando en varios guiones, entre ellos el de su última novela. «Si estuviera absolutamente solo y no trabajaría, estaría deprimido», sentencia.

Fotos