El 'castillo' que asoma a León

El escritor Javier Garnica aporta luz sobre la historia que sustentan los muros de la Casa Botines, la obra de Gaudí en la capital leonesa y que es el epicentro de un universo de relaciones personales de su sociedad

El autor de la novela, ante la Casa Botines. / Sandra Santos
RUBÉN FARIÑASLeón

Seguramente sea la casa más singular de León. De su arquitecto nacía su fama, aunque tras sus muros y su proyecto existe un entramado de relaciones personales que se citan en ‘La casa de las cuatro torres’, una novela histórica sobre Botines.

Su autor nunca había pensado en escribir sobre ello. Pero, indagando sobre otros temas relacionados con el León antiguo y sus familias, aparecía una serie de circunstancias que todas ellas llevaban al entorno de la Casa Botines.

La trayectoria vital de las personas que intervinieron en la idea de la Casa Botines es lo que hizo reflexionar a Javier Garnica a la hora de escribir.

«Me di cuenta de que no solo es un bello edificio que aparece en León a finales del siglo XIX. Es más que eso. Es el epicentro de un universo de relaciones personales, vivencias y experiencias vitales».

Aportar luz a su historia

El objetivo de la obra es aportar luz a la construcción de Antonio Gaudí. «Unos leoneses emprendedores tuvieron el sueño e ilusión de hacer una casa singular y, aprovechando la estancia de Gaudí en la provincia, se lanzaron a la piscina», argumenta el autor. Para ello, el novelista utiliza el entretenimiento con un lenguaje amable y ameno.

«Botines es el sueño de unos leoneses», insiste su autor, que se niega a poner nombres propios a este proyecto monumental porque «Botines es una obra casi coral, surge de varias personas y es una saga familiar la que lo impulsa».

Como base del libro, se parte del León de hace 125 años. Una ciudad «lanzada» hacia el siglo XX y donde ya ha llegado la electricidad y el ferrocarril. Para Garnica, la historia «no está solo en los despachos de los grandes nombres» y por ello cree que es importante partir «de la calle, de los barrios, de las pequeñas tiendas de San Martín y el Mercado» y tocar a las personas más humildes y sencillas.

Y entre todos ellos se sitúan unos emprendedores atrevidos, que quieren hacer algo diferente y recurren a Gaudí, «un soñador, también atrevido e incluso demasiado para sus contemporáneos», que cumple con el sueño de estos hombres.

«Uno de ellos sueña con un castillo»

«He pensado que uno de ellos sueña con que la casa sea como un castillo en el que se asomen sus moradores como unos príncipes de aquellos años».

Desde el pasado 15 de diciembre, fecha en la que ‘La casa de las cuatro torres’ llegó al mercado, ha causado un boom entre la sociedad.

Los secretos y la luz que desvela sobre la Casa Botines han conquistado a los leoneses y han despertado el poso que este monumento ha dejado en muchos barrios de la ciudad. «Si nos asomamos a la novela veremos esa trayectoria», sentencia su escritor.

Contenido Patrocinado

Fotos