«África es mucho más que una imagen negativa»

El periodista y cooperante Borja Monreal./
El periodista y cooperante Borja Monreal.

El periodista y cooperante Borja Monreal relata la lucha de Angola por cerrar las heridas de la guerra en su novela 'El sueño eterno de Kianda'

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Como la de tantos países africanos, la historia de Angola está llena de dolor. Pero su caso es particular: la guerra de Angola (1961-1975) fue uno de los conflictos más representativos del continente, por la lucha de la colonia contra la metrópoli en busca de la independencia, por la participación de países extranjeros en el conflicto y por su prolongación con una guerra civil igual de cruenta que la guerra de emancipación. Sobre este contexto se levanta la nueva novela del periodista, cooperante y escritor Borja Monreal (Pamplona, 1984), 'El sueño eterno de Kianda' (Salto de Página), la historia de una angoleña que regresa a su país desde Londres y de una amistad partida por la mitad a causa de los conflictos.

Monreal cuenta que empezó a interesarse por África a los 18 años y que lleva diez viviendo en diferentes lugares de África. “Me llamó la atención la atracción de lo desconocido y también el sentimiento de justicia ante una situación que me parecía inaceptable”, explica. Y en este punto es en el que confluyen sus dos almas, la de escritor y la de cooperante. “Creo que son dos caras de la misma moneda. El periodismo, para mí, igual que la literatura, es un mecanismo de activismo cívico. No creo en la objetividad. De hecho, la objetividad es el peor enemigo del periodismo”, subraya Monreal, que actualmente trabaja para la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, y que hace unos meses creó la ONG SIC4Change, que desarrolla proyectos en Guinea Ecuatorial, Zambia y Angola.

“Angola es intensidad, pasión, compromiso. Es un lugar donde pasa todo, lo bueno y lo malo. Y en la novela Angola es una alegoría de mucas otras cosas: de las revoluciones inacabadas, de la fugacidad de la utopía y de las dificultades de reconstruirte frente a lo diferente”, explica Monreal, que ha sido galardonado con el premio Benito Pérez Armas con 'El sueño eterno de Kianda', una novela que parte de “decenas de conversaciones formales e informales con personas que vivieron las distintas situaciones que se exponen”.

El escritor prefiere hablar de “las Áfricas” en lugar de una sola África. “África es mucho más que una imagen negativa. Por supuesto, todo eso existe. Pero 'las Áfricas', que son muchas, tienen una diversidad grandiosa. Tenemos una imagen distorsionada de la realidad que se basa en contarnos todo lo negativo. Pero nadie nos dice que en Tanzania hay un presidente que lleva dos años luchando contra la corrupción contra viento y marea, que en Zimbabue hay una rebelión cívica a través de las redes sociales contra su presidente o que Ruanda se está convirtiendo en un 'hub' tecnológico. El futuro de 'las Áfricas' es diverso y complejo. Algunos lugares tienen un futuro muy negro. Otros, sin embargo, mostrarán que es posible salir de la pobreza”.

Y en esa lucha por salir de la pobreza jugarán un papel primordial las mujeres, “que son las que más han sufrido la guerra, pero también las que han demostrado tener más capacidad de resistir ante cualquier situación y las que sin duda están dando un paso adelante para el cambio”, culmina Monreal.

Fotos