Leonoticias

'Mejor no comprender'

fotogalería

Antonio Gamoneda y Fernando Martín Aduriz, este viernes, en el Palacio Conde luna.

  • El psicoanalista y escritor palentino Fernando Martín Aduriz presenta en León su libro 'Mejor no comprender', en el que reúne sus columnas semanales

Un libro que apasiona, que entretiene de principio a fin, de lectura sencilla, ameno, creativo. El poeta leonés Antonio Gamoneda, José Antonio Maté en representación del Ayuntamiento de León y el psiquiatra del Hospital Santa Isabel, Roberto Martínez, han arropado al psicoanalista y escritor palentino Fernando Martín Aduriz en la presentación de 'Mejor no comprender'.

El libro, editado por La Nutria Editorial, reúne las columnas semanales publicadas por el autor en Diario Palentino.

Fernando Martín Aduriz (Palencia, 1958) lleva más de una década escribiendo artículos de opinión en el Diario Palentino. El libro recopila algunos de sus mejores textos publicados en su columna 'Vecinos ilustrados'. Como psicoanalista se declara discípulo de Éric Laurent.

En la presentación en León de su libro 'Mejor no comprender' el psiquiatra Roberto Martínez ha remarcado que se trata de uno de esos libros que recuerdan la pasión por lo bien escrito y bien hecho, y todo en un entorno que no invita a la lectura de prensa diaria.

Un sentimiento de 'gran obra' que ha sido remarcado por el poeta Antonio Gamoneda, mientras que José Antonio Maté ha puesto en valor la fluidez de quien ha dejado ver su calidad literaria en cada una de las columnas publicadas.

Martín Aduriz en el prefacio de su obra que no sabe si el lector se enfrenta a «las columnas de prensa de un psicoanalista que vive en su ciudad y en lo que acontece» o, por el contrario, si en las mismas se esconden las crónicas «de un ciudadano, palentino, que ejerce de psicoanalista».

De un modo u otro esas columnas han dado paso a un libro que muestra temas aparentemente mundanos como el amor, el deseo, los amigos o la lectura.

Martín Aduriz se dirige en la obra a un «interlocutor ilustrado», a quien seduce con una máxima heredada de los grandes columnistas, el objetivo ético de elevar el nivel y todo con una permanente invitación a la lectura.