La Magia se despide de León

La Magia se despide de León

El Festival Internacional llega a su fin con una Gala que ha sorprendido y emocionado a los asistentes del Auditorio Ciudad de León con el cálido y emotivo cierre de Juan Mayoral

INÉS SANTOS

El XIII Festival Internacional de Magia pone su punto y final en León y lo hace bajando el telón de la Gala Internacional que durante tres días ha reunido en el Auditorio a los cinco mejores magos del mundo.

Un espectáculo de primer nivel que ha reunido a los mejores de su género sobre las tablas leonesas. No ha faltado ni el más mínimo detalle para que los asistentes se dejasen llevar por la emoción y la sorpresa que cada número despertaba.

Tres días de funciones en los que no había ni una butaca libre. Una selección de los mejores magos del mundo conducida por Mago Murphy. El asturiano sorprendía e introducía de manera excepcional las intervenciones de sus compañeros que dejaban al público leonés con ganas de más. Takamitsu Uchida y sus naipes gigantes, Ted Kim con una magia que llega al corazón, Voronin y su espectáculo de humor y efectos visuales y Kim Ypung Min con trucos protagonizados por arena daban paso al gran número final.

El número final

El italiano Gaetano Triggiano aparecía de la nada tras una bomba de humo y presentaba por primera vez en España su fantástico show. Eligió León y la Gala Internacional de la Magia para demostrar que su fama está bien merecida.

Haciendo partícipe al público de diferentes trucos creó un ambiente inmejorable para presentar uno de sus grandes números. Atado en una cajá metálica parecía que ofrecería un número de escapismo cuando grandes ilusiones y efectos imposibles que asombraban a todo el Auditorio. El italiano era atravesado a la mitad por una enorme cuchilla de acero.

Cuando parecía que todo llegaba a su fin y que Gaetano se despediría volvía a dejar sin palabras a todo el público leonés que veía ante sus ojos levitar a una mujer.

Un emotiva despedida

Todo llegaba a su fin y la Gala Internacional bajaba el telón de su última función con un éxito inmejorable. Pero la sorpresa final arrancaba de nuevo una ovación al público leonés con la salida de Juan Mayoral. El leonés emocionaba a todo el Auditorio con un número muy intimista que resaltaba la magia del amor.

Un año más las calles de la ciudad, el parador de San Marcos, la Colegiata de San Isidoro y el Auditorio han vuelto a brillar y a emocionar con el Festival Internacional León Vive la Magia.

Contenido Patrocinado

Fotos