Anthony Blake: «El día que no tenga pasión, me retiro»

Anthony Blake, en el Auditorio Ciudad de León./
Anthony Blake, en el Auditorio Ciudad de León.

El 'mentalista' Anthony Blake atrapa al público leonés con dos espectaculares llenos en el Auditorio | «El día que no tenga pasión me retiro», asegura a leonoticias

J.C.

Dos sesiones, dos llenos. En el Auditorio Ciudad de León el mentalista Anthony Blake (Oviedo, 1959) ha demostrado que su poder de convocatoria está fuera de toda duda. No resulta sencillo llenar este espacio escénico y menos aún que todo el público se marche de la sala dispuesto a repetir.

«He venido a León después de muchos años, recuerdo que fue hace muchos años, cuando comenzaba. Eran otros tiempos. Entonces decía que sí a todo y así venían las sorpresas. En todo caso son cosas que ayudan a la formación y son parte de la educación», recuerda ahora.

¿Qué sensaciones le ha dejado el público leonés?

«Me he quedado feliz con el público de León. Simplemente al salir, ver el Auditorio lleno completamente y luego esos silencios de la gente cuando estoy actuando, que ves que no se pierden una, que ni los chavales se han movido. Me ha parecido un público amable y maravilloso».

¿Cual es el secreto para mantener la atención del público?

«El secreto para mantener a la gente con ese nivel de atención durante 33 años es seguir con la ilusión del primer día, seguir estudiando mucho, seguir trabajando mucho, volcarse en la profesión y la gente. No hay otro secreto».

La ilusión tiene que jugar un papel importante...

«La ilusión es fundamental. Hay un secreto que yo siempre digo y es que la gente se lo pasa bien porque yo me lo paso muy bien, y eso se lo comunico a la gente. Hay momentos en los que me tienen que dar avisos de tiempo porque se me va completamente la hora».

¿Le queda tiempo para crear, para buscar nuevos espectáculos?

«Cuando haces un espectáculo nuevo y una vez que lo estrenas pasas una temporada 'seco', parece que ya no se me ocurren más cosas. Pero pasa el tiempo, la cabeza enfría y como consecuencia aparecen nuevos espectáculos. De hecho espero estrenar mi próximo espectáculo esta primavera».

¿Actuaciones en vivo o televisión?

«Donde esté el directo que se quite la televisión. La televisión te da una proyección magnífica, extraordinaria, pero el directo tiene la fuerza que no tiene ninguna otra cosa. Lo que ocurre en el escenario está sucediendo de verdad. Lo que ocurre la televisión está ocurriendo, o no».

Descubre aquello que una persona del público escribe en un papel que esconde. Y el público se pregunta: ¿Cómo Lo hace?

«...(sonríe)... Eso es estudio y es saber. Que cómo lo hago... con mucho cuidado para no equivocarme».

¿Volverá a León?

«Me encantaría volver a León, sin lugar a dudas. Volveré a León, aunque sea como espectador».

'León vive la Magia'. ¿Qué le dice ese nombre?

«León vive la Magia es un gran acontecimiento. Es muy importante que bancos, corporaciones y municipios apoyen este tipo de historias, son fundamentales. Sólo con ver la repercusión que tiene es evidente que merece la pena la apuesta».

¿Y si no hubiera sido mago o mentalista?

Habría sido médico, desde luego. Soy médico y esa es mi profesión. Dejé la medicina por pasión. Hacía magia. Tuve un año sabático por un tema de convocatorias y la magia me envenenó. Y desde entonces aquí estoy.

¿La clave de su 'mentalismo' está en su propia pasión?

El día que no haya pasión me retiro. Si no estás muerto de miedo antes de salir al escenario no merece la pena salir al escenario. Si hay pasión la mejor actuación siempre está por venir.

Contenido Patrocinado

Fotos