Recuperar a los que se fueron

Las siluetas de ‘Vacíos del pasado’ ya recorren los rincones de la localidad leonesa de Ambasaguas de Curueño para homenajear a los emigrantes de la despoblación rural

Una de las siluetas en una fachada abandonada de Ambasaguas. / Gloria Rubio
N. BRANDÓN

Sombras y siluetas para invitar a una reflexión sobre la despoblación en zonas rurales. La artista Gloria Rubio Largo acerca su proyecto ‘Vacíos del pasado’ a la localidad leonesa de Ambasaguas de Curueño después de pasar por distintos puntos de la Comunidad. La artista reconoce que ha elegido este pueblo leonés porque «es donde comienza el libro de Julio Llamazares ‘El Rio del Olvido’», que versa así: «el paisaje sostiene las huellas del pasado, reconstruye recuerdos, proyecta en la mirada las sombras de otro tiempo…». Según Rubio, «mis sombras, las siluetas que he creado para intervenir los pueblos, provienen de las palabras del autor, libro que leí hace más de 20 años».

Una inspiración que para Gloria Rubio no sólo ha servido para plasmar vacíos que deja el paso del tiempo a través de siluetas negras en lugares que en el pasado vivieron otra realidad, sino también para quedarse del autor leonés Julio Llamazares con «la esencia de cómo habla de los pueblos y del paisaje y eso ha influido en mi carrera».

Esta es la VII edición del proyecto, que ha llevado a que 25 siluetas dispuestas por el pueblo formen un recorrido de recuerdos. Quizá el más singular, es la obra situada en portalón de un vecino, Pedro, en el número 19 de la calle principal, que podrá ser vista cuando este vecino quiera abrir las puertas de su casa. Un proyecto que se ha adaptado sin fisuras a Ambasaguas de Curueño después de haber sido realizado en otras localidades de Castilla y León. «Cada pueblo tiene sus características y la verdad que aquí las casas están bastante cuidadas. En Segovia hay pueblos que estaban totalmente caídos».

El proyecto

'Vacíos del pasado' es un proyecto de intervención artística en espacios urbanos que están siendo abandonados, que hace un pequeño homenaje a los que se fueron, a los emigrantes. Se realiza de forma efímera en diferentes lugares que están en vías de abandono. Pretende acercar el arte contemporáneo a lugares no convencionales y reflexionar sobre nuestro modo de vida.

Será el día 7 de octubre en ’Las Escuelas’ del pueblo a las 12.30 horas cuando se presente y explique la intervención artística realizada en el pueblo, ya que uno de los objetivos es llegar con el arte contemporáneo a lugares no habituales. Después se realizará un coloquio y se dará un paseo por el pueblo intervenido con las siluetas de fieltro negras colocadas en las paredes.

Fotos