'Maxam en las obras de ampliación del canal de Panamá', en el MSM

'Maxam en las obras de ampliación del canal de Panamá', en el MSM

El ciclo de conferencias `Grandes obras de Arquitectura e Ingeniería´ nos acerca a uno de los proyectos de ingeniería más complejo y ambiciosos de este siglo

LEONOTICIAS

El Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León, con sede en Sabero, ha programado dentro del ciclo de conferencias Grandes obras de Arquitectura e Ingeniería, la ponencia 'Maxam en las obras de ampliación del canal de Panamá' a cargo de Salvador González Solís, Responsable de Maxam para sus clientes de minería en el norte de España.

Con este ciclo se dan a conocer importantes obras que supusieron un reto empresarial y de construcción en su época, al igual que ocurrió con la Ferrería de San Blas de Sabero, que hoy alberga al museo.

El 15 de agosto de 1914 se inauguró oficialmente la primera construcción del Canal de Panamá. Años de esfuerzos y trabajos culminaban con este gran proyecto de ingeniería que permitiría la ansiada unión de los dos grandes océanos, Atlántico y Pacífico. Una gran infraestructura que se ha convertido en una de las rutas de preferencia del comercio internacional favoreciendo el desarrollo económico al acortar distancias y tiempos de comunicación marítima.

Para responder las demandas futuras de tráfico y asegurar que el Canal mantenga su competitividad como ruta marítima preferida, se aborda en 2008 su ampliación. Una faraónica construcción en la que han participado 10.000 trabajadores de 40 nacionalidades distintas y donde la representación española, además de estar encabezada por Sacyr como líder del proyecto, también hay que destacar la presencia de otras 73 empresas en diversas labores subcontratadas. La ampliación del Canal de Panamá supuso uno de los mayores y más difíciles proyectos de la ingeniería de la era moderna.

Inaugurada esta ampliación en junio de 2016, Maxam trabajó en este proyecto desde abril de 2009 hasta pocas semanas antes de su inauguración. En total, casi 3.500 voladuras (submarinas y en seco) que posibilitan el tránsito por los 80 km del canal de los nuevos buques denominados Post-Panamax con una capacidad de transporte de hasta 12.000 contenedores frente a los 4.500 de antes de la ampliación.

La experiencia de MAXAM en el suministro de explosivos en los cinco continentes junto con el dominio de la tecnología de las voladuras necesarias para las nuevas infraestructuras del canal con niveles de complejidad muy elevados ha sido clave en este proyecto, que ha supuesto un desafío particular para esta compañía española.

Temas

Sabero

Contenido Patrocinado

Fotos